En total son 10 mil créditos para compras de viviendas nuevas o usadas. Este viernes comenzó la inscripción 


De los 10 mil créditos que lanzó el plan Procrear este viernes, a Mendoza solamente le tocan 350. Los créditos son -en esta ocasión- para compras de viviendas nuevas o usadas. Cada uno de los subsidios tiene un tope de 675 mil pesos, aunque esto depende de los salarios del grupo familiar interesado. A diferencia de otros programas el subsidio ya esta denominado en UVA.

El máximo subsidio es de 18 mil UVA que son aproximadamente 675 mil pesos y que son no reembolsables. Así lo explicó el director y coordinar del Procrear, Alejandro Sparacino: “Esto va estar disponible durante un mes, hasta el 14 de junio. Este nuevo llamado de Procrear es para la compra de vivienda nueva o usada y estamos trabajado en una primer etapa con los bancos públicos, en el caso de Mendoza seguramente va ser el Banco Nación“.

“Se acordó con los bancos una tasa preferencial de UVA más 7,5%, lo cual da un valor de 7 mil pesos de cuotas por cada acción que se elija. Y a diferencia de programas anteriores, acá el subsidios ya está denominado en UVA, lo cual desde el momento que está el subsidio esto se va a ir actualizando hasta el momento que hagan la operación”, explicó Sparacino. 

Pueden inscribirse personas que tengan entre 18 y 55 años con ingresos familiares equivalentes a 2 y hasta 7 salarios mínimos vitales y móviles y un ahorro del 10% del valor de compra de la vivienda.

El director también se refirió al seguro contra la inflación de esta nueva línea de créditos. Dijo que si la UVA aumenta y supera más del 10% del salario, el fondo ahora paga la diferencia.

“En lo que es el fondo de cobertura si la inflación es superior a la variación salarial, fue anunciado por el presidente en mayo, y nosotros lo estamos implementando en este nuevo llamado y también para los Procrear anteriores que no tenían esta cláusula”, dijo. 

“Lo que significa que desde el momento en que se subsidia el crédito la UVA aumenta y supera más del 100% de la variación que hubiese tenido ese crédito si se ajustaba por salarios, este fondo es el que paga la diferencia. Entonces, la gente siempre estaría pagando lo menor entre UVA y variación salarial más 10 puntos. Es decir, se le pone un tope a esa variación y eso está incluido desde el momento en que se origina el crédito, así que eso le da tranquilidad a la gente”, cerró. 






Comentarios