Por teléfono, delincuentes profesionales desplegaron una espiral de engaños ante un empresario marplatense que creyó que iba a acceder a un premio y terminó siendo estafado por 900 mil pesos. Obtuvieron por teléfono los datos bancarios y personales suficientes para cometer la estafa que ya fue denunciada en la Fiscalía de Delitos Económicos.

"Buenas tardes señor, desde el Banco queremos agradecerle por confiar en nuestros servicios y felicitarlo porque se ha hecho acreedor de un premio especial, que se le otorga a razón de ser un cliente responsable y cumplidor", así se presentaron los estafadores según reflejó el Diario La Capital.

Creyendo que iba a ser beneficiado, el hombre comenzó a entregar datos al falso empleado de un banco privado hasta que los estafadores -se presume que una banda de profesionales del ciberdelito- lograron hacerse de su clave de homebanking, con la cual desviaron y extrajeron de su cuenta la suma cercana al millón de pesos.

Desde la fiscalía de Mar del Plata explicaron que "en los últimos ocho días la cifra de los mismos se multiplicó en un 400 por ciento respecto del año pasado".

Las estafas, según indicaron los investigadores Javier Pizzo y David Bruna, suelen cometerse durante la tarde o los fines de semana, siempre coincidiendo con el momento en que los bancos están cerrados, la atención reducida y las víctimas no pueden cotejar los beneficios inexistentes que ofrecen al teléfono fijo o en menor medida al celular.

Otras denuncias indican que aunque las víctimas no tengan cuenta bancaria son engañados para abrir una, brindar sus datos y suelen sacar créditos en su nombre.

Javier Pizzo, fiscal de Delitos Económicos (Foto: Ahora Mar del Plata)