El fiscal Castro acusó a la ex pareja de Repetto por el delito de "homicidio de una mujer agravado al ser cometido por un hombre mediando violencia de género".


La causa por la desaparición de Claudia Repetto, la mujer que fue vista por última vez el 1 de marzo pasado en la ciudad de Mar del Plata, fue recaratulada este miércoles por la Justicia como un femicidio y quedó como único imputado el ex novio de la mujer, Ricardo Rodríguez, quien es intensamente buscado también por la Policía.

El fiscal responsable de la causa, Fernando Castro, modificó la carátula original de la investigación, “doble averiguación de paradero”, y acusó a Rodríguez por el delito de “homicidio de una mujer agravado al ser cometido por un hombre mediando violencia de género”.

Rodríguez desapareció de Mar del Plata pocas horas después del último contacto que Repetto mantuvo con sus allegados en la noche del domingo 1 de marzo, y desde el inicio de la búsqueda de la mujer fue señalado como principal sospechoso por los hijos de ella, quienes aseguraron que hasta hacía siete meses habían tenido un relación marcada por la violencia.

La decisión del fiscal fue tomada a partir de nuevos elementos incorporados al expediente, especialmente las imágenes de una cámara de seguridad privada que captaron a un hombre de caracterísiticas similares a las del acusado, en la madrugada del lunes 2.

La nueva imputación se conoció luego de un pedido de recusación presentado contra Castro por parte de la abogada Noelia Agüero, quien representa a la familia de Repetto como particular damnificado. La letrada había cuestionado desde la semana pasada la actuación del fiscal, por considerar que la investigación no contemplaba una perspectiva de género, y había solicitado que Rodríguez fuera imputado por privación ilegítima de la libertad.

En ese sentido, ambas partes mantuvieron este miércoles una audiencia ante la jueza de Garantías Rosa Frende, quien deberá definir si hace lugar o no al pedido de recusación.

En cuanto a la búsqueda de Repetto, fuerzas de seguridad provinciales continuaron con rastrillajes por distintas zonas de la ciudad, al igual que desde el primer día de la desaparición.

En paralelo con la búsqueda de Repetto, los investigadores intentaron desde el primer día dar con el paradero de Rodríguez, quien vivía en un casa lindera a la de ella, en el barrio Termas Huinco, y quien abandonó el lugar con sus pertenencias en la madrugada del lunes 2.

La desaparición de la mujer impulsó desde entonces una serie de movilizaciones y acciones en la ciudad, y miles de vecinos han reclamado su “aparición con vida”, pedido que encabezó además la multitudinaria marcha del 8M por el centro marplatense.




Comentarios