El intendente Arroyo dijo que dejará los fondos disponibles para el pago de aguinaldos y señaló que "es mucho más que lo que me dejó la anterior gestión".


La transición entre el intendente de General Pueyrredon, Carlos Arroyo, y quien será su sucesor a partir del 10 de diciembre, Guillermo Montenegro, sufrió un cimbronazo esta semana después de que el jefe comunal postergase la segunda reunión y el referente local de Juntos por el Cambio asegure que “no hay fondos para pagar los sueldos de diciembre”. Arroyo sumó un capítulo nuevo de la pelea este miércoles, cuando afirmó que “pagar el mes de diciembre es responsabilidad del nuevo intendente”.

Tras una reunión de gabinete, Arroyo dio su versión de la transición que había comenzado de manera amistosa y donde ambos difundieron fotos del primer saludo. El jefe comunal sostuvo en conferencia de prensa que “pagar el mes de diciembre, que se paga en enero, es responsabilidad del nuevo intendente, no mía”.

El líder de Agrupación Atlántica dijo que dejará los fondos disponibles para el pago de aguinaldos y señaló que “es mucho más que lo que me dejó la anterior gestión”.

“Encontré cheques sin fondo, cuentas en rojo, deudas sin pagar, parque automotor roto. No me dejaron un centavo para pagar aguinaldo, ni sueldo y deudas con la 9 de Julio”, agregó.

Sobre la postergación de la segunda reunión prevista post elecciones generales, donde el actual intendente le comunicó al intendente electo que no podría atenderlo por cuestiones “de agenda”, amplió que dicho encuentro “se podría haber hecho a la tarde o en cualquier horario” y defendió su postura de nombrar a su hijo, el concejal Guillermo Arroyo, al frente de la transición para llevar adelante las gestiones pertinentes por parte del Ejecutivo, que rechazó Montenegro porque “es una persona que proviene de otro poder”.

“Si al concejal Guillermo Arroyo ser legislador le impide coordinar la transición qué hace Montenegro que es diputado”, ironizó el intendente ante medios de prensa locales.




Comentarios