Los dirigentes acordaron "colaboración mutua para una correcta transmisión de gobierno a realizarse el 10 de diciembre", según se señaló oficialmente.


El intendente Carlos Arroyo, y el intendente electo, Guillermo Montenegro, se reunieron este lunes para iniciar formalmente la transición entre sus equipos de gobierno.

A través de la cuenta oficial de la Municipalidad en Twitter, se señaló que ambos dirigentes “acordaron colaboración mutua en todo lo que sea necesario para una correcta transmisión de gobierno a realizarse el 10 de diciembre”.

Previamente, el secretario de Gobierno Alejandro Vicente y el jefe del bloque de concejales de la Agrupación Atlántica, Guillermo Arroyo, habían confirmado una serie de pasos de cara a ese proceso.

Vicente explicó que el Ejecutivo decidió que “los funcionarios presentemos la renuncia y la dejemos a disposición del intendente Carlos Arroyo, para poder administrar todo lo que será el cambio de gobierno”.

“Esto no implica que sean aceptadas. Siguen en sus cargos. No habrá cambio en el Gabinete. Se busca un orden y una tranquilidad a la hora de la transición”, aclaró, de todos modos, el funcionario.

Guillermo Arroyo, a su vez, puso especial énfasis en el tema de las dimisiones: “queremos aclarar lo de las renuncias presentadas, porque no queremos que malintencionadamente se diga que hubo una renuncia masiva de funcionarios, cuando estamos frente a algo que se hace siempre en cada fin de ciclo”.




Comentarios