En noviembre del 2021 la Policía de La Rioja encontró el cuerpo calcinado de Zoe, la nena de 4 años asesinada. Su madre, Jimena Córdoba, y un pastor evangélico -con quien la mujer habría tenido una relación amorosa- fueron detenidos. El padre de la víctima, Kevin Rodríguez, por mucho tiempo luchó para poder verla y recién se le reconoció su apellido cuando la niña murió.

Desde marzo yo no la veía, hasta que la vi en el cajón. La madre no me decía dónde estaba, me bloqueaba y me desbloqueaba del celular. A la nena la tenía amenazada porque no me decía nada de lo que le pasaba. Yo sé por los vecinos que la dejaba sola. Ella tiene problemas con las drogas”, relató el joven de 23 años a Crónica.

Rodríguez durante mucho tiempo luchó para darle su apellido a su hija. No obstante, con la muerte y la autopsia de la pequeña, se le hizo el análisis de ADN y recién en ese momento pudo otorgárselo.

Familiares y vecinos pidieron justicia en la casa de la nena que murió calcinada. Foto: @TeteVigna

Cuando Zoe nació, la madre sin avisar fue a hacer los papeles mientras el padre trabajaba. Verla era muy difícil, según contó. A veces Córdoba se la acercaba a su casa, pero en seguida se volvían. A pesar de acudir a la Justicia, el muchacho no era escuchado y se le daba prioridad a la imputada.

Yo hacía todas las denuncias, pero no me daban importancia porque no tenía mi apellido. Ella vivió conmigo y mis padres en Chilecito. A los 4 meses de la nena se la llevó a La Rioja. Cuando vi su documento supe que no tenía mi apellido. Fui al Registro Civil y me decían que la madre tenía que ir a firmar, pero ella nunca iba”, recordó Kevin.

El padre de Zoe denunció innumerables veces que su hija corría peligro: “Recién cuando mi bebé ya estaba calcinada reconocieron que era mi hija. Nunca fueron a ver qué pasaba cada vez que les decía que la nena no estaba bien. Cuando se la llevaba la nena perdía peso. Ella me dejaba y un día me la sacaba, así todo el tiempo. Yo siempre iba a la Justicia”.

La nena de 4 años fue encontrada sin vida en el fondo de la casa. Foto: @ComarcaFM

Cuando estaba con él, la menor de 4 años se encontraba en un mejor estado físico y emocional, en base a lo que recordó Kevin. Lo ayudaban sus padres y sus hermanas a cuidarla. Todo en orden, hasta que un día apareció Jimena, se la llevó y no la pudo ver más.

Para finalizar, Rodríguez pidió justicia por Zoe: “Quiero que paguen por lo que le hicieron a mi bebé, también los funcionarios de la Justicia que no me escucharon, ni fueron a ver lo que pasaba”.