Cerca de las 7.30 am de este viernes, se conoció finalmente el conteo de los votos que obtuvo el proyecto de regulación del acceso a la interrupción voluntaria del embarazo, el mismo que obtuvo media sanción en la Cámara. Con 131 votos a favor, 117 en contra y 6 abtenciones, el proyecto, impulsado por el presidente Alberto Fernández tuvo la aceptación mayoritaria.

Cómo votaron los diputados por La Rioja y cuáles fueron los discursos más notorios.

Los funcionarios en su mayoría, estuvieron en desacuerdo con la aprobación al proyecto, y de cuatro diputados solo uno votó a favor. Fue el caso de Aguirre, Hilda Clelia, de Frente de Todos, mientras que Álvarez, Felipe, de Acción Federal, Flores, Danilo Adrián, de Frente de Todos, y Casas, de Sergio Guillermo también de Frente de Todos, votaron en negativo.

Al respecto, y al momento de su votación, Sergio Casas dijo: “Como Justicialista que soy, está enmarcado en la vida doctrinaria del peronismo la defensa a la vida”. Continuó, “Para nuestra Constitución, toda persona tiene derecho a que se respete su vida desde el momento de la concepción. Si sancionáramos una ley a sabiendas de su inconstitucionalidad estaríamos engañando a nuestro pueblo, porque jamás podría ser válida legalmente. No estamos ante la disyuntiva del aborto sí o no, ya que el mismo se encuentra legalmente justificado como no punible por las razones expuestas por el artículo 86 del Código Penal”.

Por su parte, la diputada Hilda Aguirre, fundamentó su voto positivo: “Esta realidad no debe ser enfrentada con la policía, sino con la salud pública. Por vivir en uno de los barrios más pobres de mi provincia, desde muy chica escuché a hablar del aborto. En la secundaria murió una joven de mi edad. La familia dijo que fue un ataque al corazón, pero en el barrio se comentaba que el aborto había salido mal”.

“En mi provincia hay mucha hipocresía. Hay médicos que en el hospital público son anti-abortos, pero en el sector privado los hacen sin problemas. En 2020, en La Rioja los abortos aumentaron un 80%. Además, cada 12 horas, una niña o una adolescente da a luz. Y el 70% de esos embarazos son no deseados. Lo más terrible, cada 48 horas, una adolescente llega a un hospital con complicaciones de un aborto. Las mujeres siguen muriendo por abortos clandestinos. Esta realidad no debe ser enfrentada con la policía, sino con la salud pública”.