Por no pagar la deuda externa en moneda extranjera, Rusia cayó en default por primera vez desde 1918

Vladimir Putin. Rusia, en estado de default.
Vladimir Putin. Rusia, en estado de default.

Este domingo se agotó el período de gracia que se le había dado tras no cumplir con un pago el 27 de mayo. Desde el país rechazan la designación ya que, aseguran, tienen “los fondos para cubrir cualquier vencimiento”.

Rusia dejó de pagar su deuda soberana en moneda extranjera por primera vez en un siglo y cayó oficialmente en estado de default. Durante meses encontró la manera de esquivar las sanciones impuestas tras la invasión de Ucrania por parte del Kremlin, sin embargo, este domingo terminó el período de gracia de unos 100 millones de dólares en pagos de intereses que vencían el 27 de mayo.

La ventana de 30 días se activó cuando los inversores no recibieron los pagos de los cupones de los bonos denominados en dólares y euros el 27 de mayo.

El Kremlin viene evitando las sanciones en su contra impuestas por el ataque a Ucrania.
El Kremlin viene evitando las sanciones en su contra impuestas por el ataque a Ucrania. Foto: Voz de América

Pero el dinero quedó atrapado después de que el Tesoro de Estados Unidos dejara expirar una laguna en las sanciones, eliminando una exención que había permitido a los tenedores de bonos estadounidenses recibir pagos del soberano ruso. Una semana después, el agente pagador de Rusia, el National Settlement Depository, también fue sancionado por la Unión Europea.

Rusia se opuso a la designación de default, argumentando que tiene “los fondos para cubrir cualquier vencimiento” y que se vio obligada a no pagar. La semana pasada se anunció que pasarían a pagar sus USD 40.000 millones de deuda soberana en rublos, criticando una situación de “fuerza mayor” que, afirman, fue fabricada artificialmente por Occidente.

Cómo fueron las situaciones de default en Rusia

Pese a la situación, la declaración formal de un default, generalmente a cargo de las calificadoras de riesgo, no va a llegar en las próximas horas. Se debe a que las firmas de riesgo crediticio dejaron de monitorear la deuda de Rusia, como parte de las sanciones de Occidente tras la invasión de Ucrania. También podría haber una formalización del evento de impago si 25% de los tenedores de los papeles cuyos vencimientos no fueron honrados optan por llamarlo así. Pero no tienen necesidad alguna de hacerlo.

El país había tenido una situación de este tipo tras la caída del Muro de Berlín.
El país había tenido una situación de este tipo tras la caída del Muro de Berlín.

El país había tenido una última situación de este tipo tras la caída del Muro de Berlín y a poco del final de siglo. Durante la crisis financiera rusa y el colapso del rublo en 1998, el gobierno de Boris Yeltsin dejó de pagar USD 40.000 millones de su deuda local. Pero la deuda externa no terminó en default, aunque se declaró una moratoria.

Pero la última vez que Rusia se encontró efectivamente en ese estado frente a sus acreedores extranjeros fue hace más de un siglo, cuando los bolcheviques de Vladimir Lenin repudiaron la enorme carga de la deuda de la era zarista en 1918.

“Esto no es en absoluto un impago”

Se calcula que tenedores extranjeros tenían en sus manos el equivalente a casi 20.000 millones de dólares en bonos de Rusia a principios de abril.

Anton Siluanov, ministro de Finanzas ruso. (Foto / Europa Press)
Anton Siluanov, ministro de Finanzas ruso. (Foto / Europa Press)

El jueves pasado, el ministro de Finanzas, Anton Siluanov, calificó a la situación de “farsa”. Con los miles de millones de dólares semanales que siguen entrando en las arcas del Estado por las exportaciones de energía, a pesar del conflicto que se vive en el este de Ucrania, reiteró que el país tiene los medios, y la voluntad, de pagar.

“Cualquiera puede declarar lo que quiera”, dijo Siluanov. “Pero cualquiera que entienda lo que está pasando sabe que esto no es en absoluto un impago”, enfatizó.

Temas Relacionados