De cara al balotaje, Lula consiguió que Ciro Gomes lo apoye para ganar las elecciones

Lula Da Silva obtuvo el 48,4% de los votos, frente al 43,2% de Jair Bolsonaro.
Lula Da Silva obtuvo el 48,4% de los votos, frente al 43,2% de Jair Bolsonaro. Foto: Vía Pa

A pesar de haberlo acusado de corrupción durante la campaña, Gomes se inclina hacia Lula y manifestó: “Frente a las circunstancias es la única salida”.

Lula da Silva, quien salió primero en las elecciones presidenciales de Brasil del pasado domingo, aunque no consiguió los votos necesarios para ganar en primera vuelta, recibió el apoyo de uno de los candidatos, Ciro Gomes, para el balotaje.

Ciro Gomes apoyará a Lula da Silva en el balotaje.
Ciro Gomes apoyará a Lula da Silva en el balotaje. Foto: AFP

Este candidato alcanzó el 3,04% de los sufragios, que le podrían ayudar a Lula a lograr imponerse frente a su contrincante, Jair Bolsonaro, en las votaciones que se estarán realizando dentro de 26 días.

El respaldo es clave para el candidato del Partido de los Trabajadores (PT), dado que absorbería los votos de Gomes, propio del Partido Democrático Laborista (PDT). La segunda vuelta se desarrollará el 30 de octubre.

El 3,04% representa un caudal de votos de 3.599.287. El electorado de Gomes es considerado “progresista”, algo que se enmarca dentro del perfil de Lula, y se aleja del de Bolsonaro.

Cabe mencionar que Ciro Gomes fue ministro de Integración Nacional durante el gobierno de Lula, aunque se distanció de él con denuncias de corrupción.

El partido de Lula ganó la primera vuelta con 48,4% de los votos. El actual presidente, Bolsonaro, alcanzó el 43,2%. Gomes fue cuarto, y en el medio estuvo la candidata de centroderecha, Simone Tebet, que obtuvo el 4,1%.

Luiz Ignacio Lula da Silva, tras conocerse los resultados de los comicios, en su búnker de campaña. Foto: AP/Andre Penner.
Luiz Ignacio Lula da Silva, tras conocerse los resultados de los comicios, en su búnker de campaña. Foto: AP/Andre Penner.

Ciro Gomes, si bien fue muy crítico de Lula durante la campaña, aseguró que “acompaño la decisión de mi partido PDT. Frente a las circunstancias es la única salida”, por lo que dejó sentada su posición de direccionar sus votos para Lula.

“Espero que esta decisión ayude a oxigenar, aunque sea temporalmente, la democracia”, completó.

Todo está por verse, y las campañas en Brasil continúan al rojo vivo y parece que se mantendrán así hasta fines de este mes, cuando se produzca el balotaje.