El gobierno de Inglaterra dio un anuncio este mismo miércoles acerca de que comenzará a relajar las medidas para los arribos internacionales a aquel país en cuanto a los testeos de coronavirus.

El sector de transporte y turismo vio con buenos ojos los anuncios emitidos por el primer ministro británico, una medida que esperaban hacía un tiempo.

Esta medida resulta muy esperada por el sector de transporte desde hace un tiempo. Las relajaciones a los viajeros vacunados que arriban al país británico les permitirán no tener que presentar un test negativo para embarcar.

Los detalles de las relajaciones en los viajeros que arriben a Inglaterra

El gobierno del primer ministro Boris Johnson, anunció este miércoles que los viajeros ya no tendrán la obligación de presentar un test de COVID-19 negativo antes de embarcar con rumbo a Inglaterra.

Esto se da, siempre y cuando, quienes viajen estén vacunados con el esquema completo. Cabe recordar que ante la amenaza de la variante Ómicron en este país del viejo continente, las restricciones a los viajeros habían aumentado.

Asimismo, quienes arriben al país, no deberán aislarse mientras aguardan por el resultado de una prueba de test rápido realizada al llegar a Gran Bretaña.

Así, Johnson anunció ante el Parlamento que el gobierno británico decidió sustituir la prueba de PCR por un test rápido, el cual deberá realizarse tras la estadía de uno o dos días en Inglaterra. Si el test da positivo, la persona deberá realizarse un PCR.

El premier británico, Boris Johnson, este miércoles anunció la relajación de las medidas sanitarias para los que lleguen al país.

Cabe recordar que estos anuncios entrarán a ponerse en práctica a partir del próximo viernes 7 de enero, a las 4.00 h. (hora local).

El resto de las restricciones sanitarias que entrarán en revisión en Inglaterra

Así como los anuncios realizados por el premier británico, también en dicho país comenzarán a evaluar otras limitaciones que en la actualidad están en vigencia en Inglaterra.

Tales son los casos del uso de la mascarilla de forma obligatoria, el teletrabajo cada vez que sea posible hacerlo así, y la presentación del certificado de vacunación para acceder a ciertos lugares. Todas estas restricciones sanitarias seguirán vigentes y serán revisadas a partir del 26 de enero.

En términos del propio Boris Johnson, la prueba de diagnóstico que hasta el próximo viernes seguirá siendo requerida, “desalienta” a gran cantidad de viajeros, dado que tienen “miedo” de “quedar atrapados en el extranjero e incurrir en un significativo gasto extra”.

Más detalles sobre los anuncios de Inglaterra acerca de los cambios en las restricciones sanitarias

Estos anuncios formulados por el primer ministro ingles fueron bien vistos por el sector del transporte que hacía un tiempo que los venía solicitando.

En ese sentido, el secretario de transporte, Grant Shapps, publicó un hilo en Twitter detallando aún más los alcances de lo pronunciado por Johnson.

“Las reglas de prueba se relajarán. Los pasajeros completamente vacunados y los menores de 18 ya no tendrán que realizar una prueba previa a la salida antes de regresar a Inglaterra si llegan después de las 4 a.m. del viernes 7 de enero. Tampoco necesitarán aislarse a sí mismos mientras esperan los resultados posteriores a la llegada”, escribió Shapps.

Luego agregó: “Después de la llegada a Inglaterra, todas las personas completamente vacunadas y menores de 18 años ahora solo necesitarán hacerse una prueba de flujo lateral (en lugar de una prueba de PCR)”.

Para finalmente aclarar que en caso de dar positivo a esta prueba rápida, la persona en cuestión deberá realizarse un PCR y aislarse.

A pesar de los anuncios sobre la relajaciones sanitarias, el martes pasado el Reino Unido tuvo un récord de 218.274 infecciones diarias.

En esa misma línea, también se confirmó que se relajarán los testeos para la población británica. También, la Agencia de Seguridad del Reino Unido confirmó que a partir del 11 de enero, aquellos positivos de COVID-19 mediante una prueba de flujo lateral rápido, no precisarán confirmar el positivo con un PCR, siempre y cuando sean asintomáticos.

En la actualidad, el Reino Unido tuve el martes pasado un récord de 218.274 infecciones diarias, un 15% más con respecto al máximo que se registró el pasado 31 de diciembre.