Durante la jornada de ayer, bomberos voluntarios de la ciudad de Puerto Iguazú trabajaron nuevamente en sofocar el incendio que se estuvo dando desde el miércoles en territorios de la comunidad Mbya Guaraní Itá Poty Miri. Sin embargo el incendio forestal sigue activo y se extendió se extendió a una zona selvática de difícil acceso.

Si bien el siniestro está controlado y este no avanzaría hacia la zona de viviendas de la comunidad, no obstante los bomberos temen por un avance selva adentro que podría llegar a los hoteles emplazados en la zona.

Por cuestiones de seguridad del cuerpo activo de bomberos voluntarios, se dio por finalizada las tareas del día de la fecha cuando cayó el sol. Pese a los esfuerzos no se han logrado extinguir las llamas aunque afirmaron que por el momento está controlado. Hoy nuevamente con la salida del sol, continúan con la tarea, en conjunto con los bomberos de la Policía Federal como apoyo.

La municipalidad de Puerto Iguazú colaboró con la maquinaria pesada, ya que debió abrir caminos para el ingreso de los camiones selva adentro y puso a disposición un camión cisterna. Cabe destacar que aún no trascendió si el fuego fue provocado.

Respecto a la cantidad de dotaciones abocadas al trabajo, el jefe del cuerpo activo de Bomberos Voluntarios Iguazú Marcelo Márquez indicó que debido a la sequía y a la falta de conciencia de los habitantes, no puedan abocar una mayor cantidad de personal al incendio porque se deben contar con un guardia, en el caso que se registra algún incendio en la ciudad o algún accidente.

Fuente: El territorio