En la madrugada del domingo, alrededor de las 4, efectivos de la policía suspendieron una fiesta no autorizada que se desarrollaba en una zona llamada Paraje La Selva, en el municipio de Comandante Andresito, donde se constató que había un total de 100 personas reunidas que infringieron el distanciamiento preventivo vigente y se secuestraron varios vehículos.

Según informaron desde la Policía, en el lugar había varias personas que no utilizaban barbijo, no cumplían con el distanciamiento social y además había música fuerte.

Los uniformados llegaron al lugar mientras realizaban los recorridos habituales de prevención.

Posteriormente y ya suspendida la fiesta, al amanecer, los involucrados fueron trasladados a la sede policial donde se les notificó a cada uno la infracción por incumplimiento al DNU 297/20, y se secuestraron al menos 20 vehículos entre autos y camionetas.