Llegaron en diversos vuelos, en su mayoría de España y otros países europeos en riesgo de coronavirus, y reclaman el ingreso pese a que la frontera fue cerrada.


Más de un centenar de turistas argentinos llegados desde Europa y países de otros continentes a Foz do Iguaçú cruzaron en la noche de este viernes el puente Tancredo Neves y se agolparon frente a la Aduana exigiendo que se reabra la frontera.

Este sábado, en otros dos vuelos desde España a Foz arribarán alrededor de 300 argentinos en total, según una fuente consultada por Misiones Online.

La frontera fue cerrada al ingreso de viajeros extranjeros o del país desde el viernes, y los funcionarios de Migraciones dicen no contar con las medidas sanitarias que garanticen una atención sin el riesgo de contagio del coronavirus.

La columna de turistas argentinos se instaló a pocos metros de la entrada a la Aduana argentina. Se trata de viajeros que, además de haber circulado por Brasil, provienen de países considerados de riesgo de contagio del COVID-19 porque el virus circula en España, Italia, Francia y otros, causando gran daño.

Alrededor de cien turistas argentinos intentan ingresar al país desde Brasil por la ciudad de Puerto Iguaçú, pese a que la frontera de Argentina se encuentra cerrada desde las primeras horas del viernes.

En la mayoría de los casos, se trata de pasajeros de vuelos que fueron elegidos porque Brasil no cerró su espacio aéreo aún y la tomaron como una alternativa para volver a la Argentina.

La combinación hacia Foz do Iguaçú se realiza con mucha facilidad en puentes aéreos de cabotaje desde Rio de Janeiro o San Pablo.




Comentarios