Acaba de sumarse a Unión del Suburbio en Gualeguaychú, club que lo vió nacer y se crecer pateando esa pelota que hoy lo pone como centrodelantero. Conocé su historia.


Marcos Rojo ya es parte del Cementerio de los Elefantes, como le dicen a la cancha de Unión del Suburbio de la ciudad de Gualeguaychú. Acaba de sumarse a este club que lo vió nacer, crecer y va a jugar en 2020.

El delantero de 20 años decidió afirmarse y levantar la cabeza en el corazón mismo del machismo: es el primer varón trans en ser parte de un equipo masculino de fútbol

El 22 de enero participó de su primera práctica junto a un equipo que lo recibió con mucha felicidad. Marcos, que tramitó su DNI gracias a la Ley de Identidad de Género, hace dos años, hoy puede ser él, lo que siempre quiso. 

Marcos Rojo – Primer hombre trans del futbol argentino (Gentileza)

El gualeguaychuense, es hijo mayor de una familia de cinco hermanos, eligió jugar fútbol por vocación, desde que era chico. A los 15 empezó a jugar en un equipo de mujeres, Pasando por clubes como Pueblo Nuevo y Xeneize. En 2016, con Las Toritas, fue goleadora y se llevó el premio a la mejor de la temporada. Pero todavía no había podido hablar con su familia para contarles quién era.

Desde que tengo uso de razón yo sabía lo que quería. Pasa que pensé que mis viejos no me iban a apoyar. A los 17, cuando estaba en cuarto año, pude hacerlo. Les dije que era varón. Antes había algunas personas que hacían comentarios, en el colegio o en la calle. Cuando lo dije estuvo todo bien. Mi mamá (Norma) me insistió con lo del DNI porque decía que así nadie me podía decir nada”, contó Marcos a LaNación.

Marcos Rojo – Primer hombre trans del futbol argentino

Su paso al fútbol masculino, el joven gualeguaychuense contó;  “Eso fue complicado, yo recién empezaba. Me mandé de una y la verdad que la mayoría de los jugadores no entendía. Tampoco querían entender. ‘El fútbol está hecho para hombres‘, me decían. No aguanté ni un mes”. (Recuerda que el paso por el club Juvenil del Norte duró menos de 30 días), la discriminación, el bullying y la transfobia hicieron que se recluyera, fueron razones claras para alejarse.

Continúa la charla el delantero; “Me gusta que se conozca mi historia porque quizá sirve para demostrar que se puede. El mundo tiene que darse cuenta de que todas las personas somos iguales y que tenemos derechos. Pensá que yo estuve un año sin jugar después de pasarla mal en aquel club y acá estoy”.

Marcos Rojo – Primer hombre trans del futbol argentino
Crédito: LaNación

En su momento Anabella Sarza, periodista deportiva y jugadora de fútbol (es parte de Juguemos por la Igualdad), habló con el presidente de Unión del Suburbio, Sebastián Rajoy, y con el director técnico, Osvaldo Fernández. No tuvo que trabajar mucho para convencerlos. El 22 de enero de este año y después de una temporada sin jugar, Marcos Rojo se sumó al plantel. Se entrena con la Sub 20, la Reserva de la Primera.

Lo vamos a tener en esta categoría hasta que veamos que puede estar en Primera. habría dicho el director técnico de Unión del Suburbio.

Este chico se las trae”, fueron algunas de las expresiones de Fernández. “Mete, corre, pone, va para adelante. El otro día jugamos un partido de entrenamiento con otro equipo, lo golpearon un poquito, pero aguantó”.

Marcos Rojo, en el plantel de su nuevo equipo (Crédito: Gentileza Feminismo militante)

Marcos, fanático de Boca como su papá, tiene como referencia a Darío Benedetto: “Siempre me gustó copiarlo, así que trato de imitarlo“, dijo.

En la edición 43ª de la Fiesta del Deporte, que se realiza cada año en Gualeguaychú, el año pasado se reconoció por primera vez a deportistas trans: la futbolista Brigitte Barrios y la jugadora de voley Victoria Cepeda.

Otro claro ejemplo es, “Juguemos por la Equidad de Género”, un programa municipal de la ciudad que fue clave para Marcos y para el club.

Marcos Rojo pudo realizar el proceso de hormonización, el año que no jugó fútbol. Se trata de una forma de adecuar el cuerpo a la identidad y género autopercibidos mediante la administración de hormonas. El joven, además está terminando el secundario en la modalidad de adultos. No tiene trabajo estable, a veces realiza trabajos de pintura, de mozo, o lo que surja.

“En principio quiero jugar en primera, y si sigo soñando me gustaría jugar alguna vez en la Primera de AFA o en la de Boca”, expresaba en la entrevista.

Ante la pregunta de LaNación, – ¿Que es el fútbol para vos? Marcos respondió; “Es pasarla bien, hacer lo que me gusta. En la cancha me distraigo, sólo pienso en eso y además soy yo.

La palabra de Sebastián Rajoy, presidente del club que le abrió las puertas a Marcos. “Acá hay 400 socios, en su mayoría familias de trabajadores. Nosotros no sacamos a nadie, vamos en contra de nuestro estatuto. Acá no se le prohíbe la entrada a nadie”.

En referencia al club que preside, Rajoy expresaba, “Unión era un club muy machista – Es así, hay que decirlo. Nosotros como Comisión Directiva tomamos el gran desafío de romper el hielo”. Empezaron con la actividad femenina, y continuamos con barreras como la discriminación y los prejuicios, con el acompañamiento de la Federación de Entre Ríos y la AFA.

El dirigente finalizó diciendo “A mí no me importa qué elijan ser, todos tenemos derechos a ser incluidos.  




Comentarios