En la madrugada del jueves una mujer y su hijo escucharon ruidos en la planta baja de su cabaña y se encontraron con un sujeto en la parte de la cocina intentando ocultarse. Los propietarios lograron encerrarlo hasta que llego el personal policial.

El delincuente fue detenido al ingresar a una vivienda de calle Miguens. Los agentes policiales lo hallaron escondido y herido en uno de los dormitorios de la planta alta por intentar escaparse por las ventanas.

Así terminó el joven que ingresó a la vivienda.

La dueña de casa manifestó que estaba durmiendo con su hijo y alrededor de las 5:00 escucho ruidos en la planta baja. Inmediatamente bajo las escaleras y halló la puerta de ingreso semiabierta y al encender la luz vio que un hombre intentaba ocultarse en la cocina.

Ante la situación salió con su hijo de la cabaña y cerró la puerta desde afuera para encerrarlo, solicitando la ayuda de sus vecinos mientras llegaba la policía.

En el caso intervino fiscalía. Se espera una audiencia de control en comisaría.