El padecer de una familia -una madre y sus siete hijos- que vive en condiciones de extrema vulnerabilidad, movió la fibra más humana de la sociedad de Capioví, cuyos integrantes se pusieron al hombro el problema y buscan darle, al menos, una solución a la carencia habitacional de esta vecina y los chicos.

Vecinos de Capioví se unieron para ayudar a una familia.

Vecinos, el propio Juez de Paz, empresas que donaron materiales y policías que ofician de albañiles, se unieron para mejorar y ampliar la casa de Clara y sus siete hijos, residentes en el barrio Ackerman.

Vecinos de Capioví se unieron para ayudar a una familia.

Ahora, la situación de Clara y sus hijos comenzó a cambiar, con “pequeñas” acciones que demuestran el gigante compromiso de estos pobladores de este apacible pueblo emplazado a la vera de la Ruta 12, de ayudar al prójimo.

Vecinos de Capioví se unieron para ayudar a una familia.

Policías que se desempeñan en Capioví, junto al Juez de Paz, Jerónimo Pujol, decidieron brindar una ayuda para que una familia pueda tener su vivienda en condiciones dignas, y además, en estos tiempos, puedan cumplir con comodidad el Aislamiento Preventivo Social Obligatorio por la pandemia del coronavirus.