Instituto perdió con Defensores de Belgrano y se quedó sin posibilidades de pelear por un ascenso a la Liga Profesional. Más allá de la frustración por tener que jugar un año más en la Primera B Nacional, la intención en Alta Córdoba es que Fernando Quiroz siga al frente del plantel.

El viernes se definiría su continuidad y en principio es muy posible que el actual cuerpo técnico siga en funciones, ya pensando en la próxima temporada, con un plantel que fue licenciado y retomará las prácticas a fines del corriente mes.

Más allá de la decisión de la dirigencia de avalar el proyecto, falta la repuesta de Teté. El entrenador llegó con el objetivo de trabajar a largo plazo, pero razones familiares lo tienen con la atención puesta en Buenos Aires y es lo que debe resolver.

Por lo demás, en cuanto a los futbolistas, Mateo Bajamich retornará al Dynamo Houston de la Liga de Estados Unidos, que lo había prestado hasta fines de enero. Y a Juan Ignacio Sills se le terminó el contrato y dejaría el club.

Por Damián Arce, con un vínculo vigente, se haría el intento de adquirir una parte de la ficha porque Instituto tiene la opción de compra. “Mi representante se va a reunir con los dirigentes”, anticipó el enganche.

De los refuerzos que llegaron, Leo Ferreyra, Alexis Niz, Lucas Landa, Gustavo Villarruel, Marcelo Freytes, Alexis Cuello; pocos cumplieron con las expectativas, aunque en esto la última palabra la tendrá Quiroz si finalmente acepta continuar en el cargo.