“Hay otros enganches, pero juegan de otra forma, con funciones diferentes”. Con la firma de Juan Pablo Francia, el 10 de Sportivo Belgrano que este domingo se despedirá de la práctica activa del fútbol. Sí, hay otros enganches, pero pocos como el Gordo Francia. Y en Córdoba casi ya no quedan.

//Mirá también: La última jugada de Juan Pablo Francia

El último partido será ante su gente, con la vuelta del público en San Francisco y frente a Gimnasia y Tiro de Salta, escolta de Racing de Nueva Italia en el Federal A. Y serán muchos los hinchas de la Academia rogando por un tiro libre al borde del área, y que se encargue Francia. “Si hay un tiro libre así no me lo saca nadie. Pero tampoco es un cumpleañitos, es un partido importante ante un animador del torneo, y y para darle una alegría a nuestra gente en un torneo en el que no se nos dieron las cosas”, expresó en Tercer Tiempo, por Radio Mitre Córdoba.

Al repasar su carrera dos hitos son haber jugado en Francia (me fui muy chico y no me arrepiento de haber vuelto, sólo por lo económico”, aseguró); y el ascenso con Sportivo Belgrano. Tampoco se olvida de haber subido de categoría en 2015 con Talleres.

//Mirá también: La agenda de Talleres para las “finales” que se le vienen

“El ascenso con Talleres fue muy lindo, el puntapié inicial del regreso a Primera División. Me acuerdo del cariño de la gente”, aseguró. Y destacó la actual campaña del conjunto de Alexander Medina. “Lo sigo a Talleres, es lógico que la gente se ilusione. Voy a hacer fuerza para que llegue hasta al final con chances. Se nota un trabajo del técnico, no da nada por perdido y así a los partidos los termina ganando”.

Después de la emoción por la despedida, por ese retiro que viene pensando desde hace tiempo (”no soy de los jugadores que se cuidan y tampoco de los más corredores”, admitió); desde el lunes se pondrá a trabajar en otro rol, como director deportivo de Sportivo Belgrano junto a su “compadre”, el presidente Juan Manuel Aróstegui. “El jugador con el que mejor me entendí en la cancha”, reseño. Un domingo distinto, porque se va un diferente. Juan Pablo Francia, el último 10.