La discusión por el uso de unas herramientas derivó en que el peón rural Alejandro Sergio Duboy (47) perdiera el control y carabina en mano, le disparó en el pecho al suegro de la personas con la que discutía. La escena fatal ocurrió ayer domingo en una chacra ubicada a siete kilómetros de Isla Verde, en el sudeste de Córdoba, publicó La Voz.

//Mirá también: Violencia urbana en Córdoba: una mujer asesinó a otra con arma blanca

La fatal pelea ocurrió en el sector de las viviendas de los trabajadores del establecimiento ganadero dedicado a la cría de chanchos que pertenece al productor Jorge Buffa. Según fuentes policiales, Duboy le recriminó el uso de las herramientas a otro peón.

//Mirá también: La policía asesinada por su pareja en Alta Gracia había salvado a un bebé meses atrás

La víctima fue el suegro del este último, Víctor Hugo Terenti (59 años), quien había ido a visitar a su hija y terminó muerto por una bala disparada a menos de cinco metros de distancia. El proyectil perforó el pecho y provocó daños irreversibles en el corazón y un pulmón.

Duboy fue detenido por la Policía y alojado en dependencias judiciales de Marcos Juárez. También secuestraron el arma que habría utilizado, una carabina calibre 22. Es un jornalero de Pozo del Molle, pero tenía su última residencia en Los Surgentes.

La pelea

De acuerdo a los primeros testimonios recogidos en la sede judicial de Corral de Bustos, el violento entredicho se prolongó desde las primeras horas de la tarde del domingo hasta las 19.15, cuando se produjo el crimen.

El primer episodio fue en la puerta de la vivienda del otro trabajador rural, a donde Dubouy llegó con su carabina para reclamar que había utilizado unas herramientas y no las habría dejado en su lugar. La Justicia investiga si Duboy estaba alcoholizado o si había ingerido alguna sustancia para haber estado fuera de sí.

Se informó que Dubouy tiene una causa elevada a juicio por amenazas y que ahora afronta tres imputaciones más: “coacción”, “homicidio simple agravado por el uso de arma” y “amenazas” por términos que profirió a la hija y al yerno de la víctima cuando se lo llevaban detenido.