En las últimas horas se hizo viral la historia de un bombero cordobés que en una pausa en el combate de los incendios en el norte de Córdoba, aprovechó para rendir un examen de la facultad.

Se trata de Lucio Malatini, de 24 años, oriundo de General Deheza que estudia en el 4° año de Agronomía y que había sido convocado a combatir el fuego en la zona de Caminiaga. Justamente, en una tregua, fue hasta la plaza del pueblo para conseguir señal de Internet y rendir el parcial. Sus compañeros le sacaron una foto e inmediatamente se hizo viral.

//Mirá también: Incendios en Córdoba: veterinarios al cuidado de los animales afectados

“Nosotros fuimos convocados para asistir en los incendios en la zona de Caminiaga. Yo sabía que ese día tenía que rendir, pero pensé que, no justamente en el lugar del incendio, pero en una loma o sierra iba a tener señal para poder rendir. Pero me encuentro con que ni en el pueblo había Internet”, rememoró Lucio en declaraciones a Puntal.

La tarea de contener el fuego no fue nada fácil para los bomberos que durante días lucharon contra las indomables llamas. Para Lucio también se tornaba una tarea contrarreloj la de conseguir Internet para rendir el examen a las 19 del viernes.

“Estuvimos desde la mañana del viernes muy temprano luchando contra el fuego y tipo 6 de la tarde bajamos a Caminiaga. Yo con mi teléfono y un compañero tratábamos de dar con alguna señal, pero nada”, comentó.

Todo se resolvió gracias a la ayuda de un vecino que recordó que en la plaza del pueblo había Wi-Fi gratis. Pero esa no sería la solución definitiva, algo más le agregaría dramatismo a la historia: “El hombre nos llevó hasta allá. Mi teléfono ya no tenía batería así que tuve que recurrir al teléfono de mi compañero”.

//Mirá también: Insólito y desgarrador: por los incendios en Córdoba una familia evacuada abandonó a su mascota

La historia tuvo final feliz ya que el joven pudo conectarse, aunque 10 minutos después de que arrancó el parcial, y pudo rendir. “Logré engancharme y, bueno, rendí bien”, remarcó el joven que no le avisó a sus profesores de la particular situación que estaba viviendo.

Si bien Lucio estudia en Córdoba, decidió volver a General Deheza por si era convocado a combatir los incendios en el norte cordobés, lo que finalmente ocurrió.

El jueves por la noche había viajado al norte cordobés junto con otros integrantes del cuartel de General Deheza para relevar a otros voluntarios al día siguiente en la lucha contra el fuego.