Mientras sigue la conmoción en Alta Gracia por el femicidio seguido de suicidio, perpetrado por un policía de Córdoba, se conoció una heroica historia vinculada a Carolina Figueroa. Es que la mujer, trabajando como operadora del 101, ayudó a una madre desesperada a salvar la vida de su bebé que se estaba ahogando.

//Mirá también: Nuevo femicidio en Córdoba: policía mató a su pareja y luego se suicidó

El hecho se produjo en mayo pasado, cuando junto a su compañera Lorena Soledad González, recibieron un llamado de una madre de 23 años que expresaba que su hijo se estaba asfixiando.

Inmediatamente la sargento Figueroa se puso a trabajar telefónicamente para indicarle a la mujer cómo realizar las maniobras de Heimlich. Esto terminó salvando la vida del bebé. El pequeño se recuperó y lo trasladaron al Hospital Regional Arturo Illia.

//Mirá también: Elevan a juicio la causa por el femicidio de Karen Ferreyra, en Río Primero

“Luego de unos minutos la mamá se calma cuando el bebé logra vomitar y puede respirar”, contó en ese momento Carolina luego que ella y su compañera lograran dar las indicaciones justas para salvar la vida del menor al sitio local Alta Gracia Noticias.

Femicidio en Alta Gracia

En la mañana del domingo se conoció que Carolina Figueroa murió luego de que su pareja (otro policía) la matara a balazos utilizando su pistola reglamentaria y al frente de su hija. El hombre luego se quitó la vida en el cementerio en el cementerio de Alta Gracia.