Karen Ferreyra (20) se convirtió el martes al mediodía en la décima víctima de violencia machista en lo que va del año en Córdoba. Su ex novio, Fernán Gorosito, la apuñaló dos veces en un local de limpieza de su propiedad, ubicado en calle Contardo Ferrini de la localidad de Río Primero. Las amigas de la joven fallecida declararon que el hombre tenía todo planeado desde la noche anterior.

//Mirá también: Piden que se transmita en directo el juicio por un presunto femicidio, en Córdoba

Esto se desprende de las declaraciones que hizo Abigail, a El Doce. Ella era la mejor amiga de Karen y estaba con ella cuando el lunes recibió un mensaje por WhatsApp de su ex novio. “Estuvo conmigo, durmió conmigo. A la noche me dijo que ponía la alarma 9.30 porque este chico la había llamado para que fuera un rato al negocio. Como se habían dejado, él la llamaba algunos días nomás para ir”, comentó la joven.

Justamente Karen y Gorosito habían terminado su relación tres meses antes, pero la joven iba algunas veces al local por un plan. Aun así las amigas nunca sospecharon de este trágico final. “Se quedó a dormir en mi casa, sonó la alarma y se fue al local. Nunca pensé que podía terminar todo así”, agregó Abigail.

“Él siempre la amenazaba con que se iba a matar si ella lo dejaba. Varias veces le había pegado y por eso estaba agotada la relación. Había terminado mal”, enfatizó.

Según relatan las amigas, Karen era una joven “alegre, muy única, muy espontánea”. “Tenía una gran energía, que perdió cuando empezó a estar con él (por Gorosito)”, detalló Candelaria, otra de las amigas.

“Hoy nos toca vivir esto en carne propia, no la tenemos más y nadie nos la va a devolver, por eso queremos justicia y que pague lo que tenga que pagar”, enfatizaron.

La escalofriante frase de Gorosito después de matar a Karen

Una vecina declaró a la policía que en un momento del tranquilo mediodía escuchó gritos y se acercó hasta la puerta del local. Allí escuchó la impresionante frase que dijo Fernán Gorosito después de matar a Karen Ferreyra: “ya está, la maté”.

//Mirá también: Villa María: permitieron el cambio de apellido de un niño, cuyo padre fue condenado por femicidio

Según informó El Doce, esa misma vecina acudió a un médico de la cuadra y juntos volvieron al local, pero la puerta estaba cerrada. Cuando lograron abrirla descubrieron que Karen estaba detrás del mostrador, sin signos vitales y con dos heridas de arma blanca.

Gorosito salió corriendo del local hasta una zona rural donde fue detenido. Presentaba restos de sangre en su ropa y allí confesó el crimen.

Si sos víctima de violencia de género o conocés a alguien que necesite ayuda comunicate al 144, disponible las 24 horas del día, todos los días del año. También a través de mensaje con la palabra “hola” a la línea directa +54 9 11 2771-6463 de WhatsApp a nivel nacional. En Córdoba: WhatsApp (351 814 1400) y al 0800-888-9898