Una emotiva carta escrita por un padre en agradecimiento al personal de salud del Hospital de Niños de Córdoba se hizo viral en las últimas horas. Es que, en el conmovedor texto escrito a mano, Marcelo Romo le agradece a los trabajadores por salvarle la vida a su pequeño hijo de 2 años, Alejo.

//Mirá también: El cordobés que perdió a sus padres por Covid escribió una emotiva carta para su papá

El niño había ingresado de urgencia a ese nosocomio luego de un impactante accidente doméstico en su casa de Villa Allende, cuando un caballo lo atropelló. El golpe le causó una fractura de cráneo y su estado era delicado pero tras seis días de internación, fue dado de alta.

//Mirá también: Emotiva carta de despedida a Agustín Burgos, víctima fatal del accidente en Circunvalación

Tras el gran trabajo de los trabajadores de ese hospital, el padre de la criatura sorprendió a todos con una carta manuscrita pegada en el vidrio de una de las salas destinadas a la atención del Coronavirus. “Son profesionales maravillosos y por sobre todas las cosas son personas de luz, brillantes, cada uno en lo suyo”, reza el emotivo texto.

Carta. Que escribió un papá para agradecerles a los trabajadores del Hospital de Niños por salvarle la vida a su hijo (El Doce).La Voz

“De esta habitación salen dos hinchas fanáticos de ustedes, son nuestros ídolos, campeones de la vida y ganadores de nuestro amor absoluto”, agregó Marcelo. Por su parte, la médica que encontró la carta le aseguró a Eldoce.tv que “fue algo totalmente hermoso saber que nos ganamos el amor de esa familia”.

La carta completa

“Dejo esto por acá… a todo el personal que conforma este gran equipo (médicos/as, doctores/as, enfermeros/as, limpieza, mantenimiento, etc.) y no quisiera olvidar a nadie. Son profesionales maravillosos y por sobre todas las cosas son personas de luz, brillantes, cada uno en lo suyo.

De esta habitación salen dos hinchas fanáticos de ustedes, son nuestros ídolos, campeones de la vida y ganadores de nuestro amor absoluto. Gracias, muchas gracias, infinitas gracias de parte mía, de mi esposa, de mis hijas y de mi hijo Alejo por su tan noble labor.

Les deseamos una vida de bendiciones y cosas buenas. Es nuestro más sincero y profundo deseo.

Marcelo Romo y Alejo Romo Juntos”.