Integrantes del grupo “Padres Organizados”, que luchan hace meses por la vuelta de los alumnos a las aulas, anunciaron que el próximo lunes 1 de febrero marcharán hasta la Legislatura de Córdoba para que la educación sea declarada como esencial.

“Vamos a pedir en la Legislatura que se declare esencial. Parece increíble que tengamos que solicitar semejante derecho tan básico y elemental”, declaró Soledad Cabral, referente de este grupo, a Cadena 3.

Y agregó: “Desde el año pasado que la presión no cesa, estamos pidiendo como padres las clases presenciales por los efectos altamente nocivos para los niños y para la sociedad”.

Desde este sector consideran que los alumnos deberían volver a las aulas sin depender de la vacunación u otras medidas. “Veíamos que se flexibilizaban otras actividades, sin condicionamiento a la vacunación, ni a voluntades gremiales, ni a un semáforo epidemiológico”, se quejó Cabral.

Por otra parte, también explicó que con la declaración de esencialidad buscan que la educación “no se detenga, que aun en la bimodalidad, ante la inminencia de la segunda ola, que no sea lo primero en cerrar para que se garantice la presencialidad sin condicionamientos”.

“Los niños no tienen gremio, nos tienen a nosotros”, concluyó la mujer.