En medio de la polémica y las declaraciones cruzadas, el gobernador Juan Schiaretti salió a aclarar el panorama y aseguró que las clases en Córdoba en el 2021 serán presenciales. Así lo anticipó el mandatario en la la presentación de equipos informáticos del Programa Provincial de Entrega de Computadoras a Escuelas Estatales en contextos vulnerable

El ciclo lectivo comenzará en Córdoba, para la mayoría de estudiantes, el 1 de marzo. Las aulas se abrirán además para el último año de la primaria y el sexto año de la secundaria el 19 de febrero.

“La Provincia ha decidido que este año 2021 se reinicien las clases presenciales; se reiniciarán paulatinamente, o sea, arrancaremos con un sistema combinado”, enfatizó Schiaretti en la presentación de las 50 mil notebooks que se entregarán a estudiantes de hogares vulnerables.

“Hay necesidad de la vuelta a las escuelas y está la pandemia por otro lado. De acuerdo a cómo evoluciona la pandemia es la cantidad de aulas presenciales que podamos dar. Pero la decisión de la Provincia es que va a haber clases presenciales en el 2021. Para eso el Ministro de Educación (Walter Grahovac) y su equipo trabaja por un lado con el COE para determinar las condiciones de seguridad y todas las cosas que son necesarias para poder dar clases”.

En las aulas habrá distanciamiento y el uso de los tapabocas será obligatorio.

La idea del gobierno es que los docentes, considerados trabajadores esenciales, puedan comenzar a vacunarse contra el coronavirus desde febrero. “Junto al sector de la salud, de las fuerzas de seguridad, fuerzas armadas y adultos mayores son los prioritarios para vacunarse”, recalcó.

También explicó que primero regresarán a las aulas los alumnos que en 2020 cursaron sexto grado y sexto año.

“La decisión es que el 19 de febrero se abre las aulas en Córdoba para sexto grado y sexto año de escuelas públicas y privadas que no hayan completado el ciclo”, precisó Schiaretti.

“No solo somos Córdoba, somos Córdoba la Docta, Córdoba exige que nuestros hijos se eduquen para tener trabajo que es lo único que da vida digna y hace realidad la justicia social”, explicó Schiaretti.

Por su parte, Grahovac indicó: “La idea es que se puedan ocupar aulas con un distanciamiento mínimo de un metro, que es lo que recomiendan a nivel nacional e internacional”.