La posibilidad de una compensación económica a docentes por los gastos generados al dictar clases de manera virtual no parece, justamente, una posibilidad cercana en Córdoba. Así lo dejó entrever el ministro de Educación provincial Walter Grahovac.

“No hemos resuelto eso aun ni a nivel nacional ni provincial. En este tiempo hubo mayores erogaciones. Yo creo que el esfuerzo no estuvo tanto en lo económico como en la adaptación a tener que trabajar en Internet, los horarios, la consulta de los chicos, cómo explicar. Fue más el esfuerzo en cómo adaptar nuestro oficio a la virtualidad, creo que ahí estuvo el esfuerzo. Nadie en el mundo estaba preparado para esto, pero todo estuvieron al pie del cañón en el sentido que se hicieron cargo de sostener el vínculo pedagógico”, explicó Grahovac en declaraciones a Radio Universidad.

Y profundizó: “En cuanto a las cuestiones económicas vamos a ver cuál es la situación porque está todo mal en la economía. Todos estamos con capacidades acotadas y tenemos la responsabilidad social en la educación y la tenemos que llevar adelante”.

Por otra parte, en relación a la falta de acceso de algunos alumnos y las dificultades que presentaron para mantener la virtualidad, explicó que están trabajando para proveer a algunos de ellos con material.

“La provincia ha licitado y estamos en un proceso de que estén empezando a llegar 50 mil notebooks que vamos a destinar a instituciones educativas donde hay mayor vulnerabilidad y falta de acceso a los elementos digitales”. Las mismas van a ser prestadas y una vez que se recupere la presencialidad plena deberán ser devueltas a la escuela.

Las clases en Córdoba arrancan en marzo

A su vez, el ministro Grahovac también volvió a confirmar que el ciclo lectivo 2021 comenzará el 1 de marzo en Córdoba. “Por diciembre fijamos el calendario escolar donde establecíamos que el 1 de marzo tanto los chicos de primaria como de secundaria inicien el ciclo lectivo. Este año mejoró un poco la perspectiva más allá de las dudas que genera este rebrote de contagios”, apuntó.

También habló del plan que se tiene para el retorno de los alumnos y profesores a las aulas: “La presencialidad va a ser acotada por lo menos los primeros meses. Todo indica que va a llevar varios meses extender la vacunación a la población. La idea es generar una bimodalidad parte presencial, parte virtual”.

Y detalló: “Para hablar con seriedad, mientras haya pandemia, mientras las vacunas no estén consolidando una forma de evitar la enfermedad en forma plena, vamos a estar siempre sujetos a esta suerte de inestabilidad”.

La presencialidad es vital porque también es un proceso de socialización y aprendizaje de convivencias. El vínculo cara a cara entre estudiantes y docentes genera una conexión humana que nos hace poder educar de mejor modo”, concluyó.