La inseguridad sin control en Córdoba se comprueba en cada rincón y son los propios e indefensos vecinos los que dan testimonio con sus celulares, como este que grabó el momento justo en que unos salvajes atacaron a pedradas a un taxi, en la noche del lunes.

//Mirá también: Córdoba insegura: robaron portones de un cementerio

Son las indignantes, y tristes a la vez, postales de una ciudad donde la delincuencia impone su ley en las calles, con total impunidad, como lo acredita este episodio que sufrió un taxista este lunes, en la calle Río Negro de barrio Parque Capital Sur.

Por suerte, el trabajador pudo escaparse del lugar, pero pagando las consecuencias que podrían haber sido peores: “Cuando llegué me tomé un tranquilizante. No me calmé hasta avanzada la madrugada. Estaba muy nervioso, porque pensaba que me podría haber ido mucho peor de lo que me fue”, relató Miguel Melano, a Cadena 3.

// Mirá también: Indignante robo a monumento a los héroes de Malvinas en Córdoba

Seguidamente, contó que “fueron daños materiales: hubo que reemplazar el parabrisas del auto y fue un día perdido”, señaló y revivió el momento de terror: “me aparecieron entre siete y ocho malvivientes, que se me tiraron encima del auto con botellas y piedras, destrozándome en forma total el parabrisas y golpeándome el techo”, contó.

Luego agregó que “logré acelerar y por suerte el auto no se detuvo. Me tiraron con una botella que pegó en mi cabeza”, narró espantado.

Por último, el trabajador reclamó presencia policial: “los controles no pueden tener una hora fija y después se van. Yo entiendo que los oficiales cumplen órdenes, pero creo que la presencia tiene que ser más intensa y marcada. Son muchos los colegas, los remiseros, los transportistas y los repartidores que son víctimas en la zona”, cerró.