Envuelto en un escándalo por hacerse pasar por médico en plena pandemia, Ignacio Nicolás Martín, fue internado de urgencia este viernes por la tarde con convulsiones en el Instituto Modelo de Cardiología de la ciudad de Córdoba, según informó La Voz.

El primer diagnóstico indicó que presentaba convulsiones, pero no hubo más precisiones sobre su estado de salud y la gravedad de la dolencia por la que debió ser hospitalizado. Quedó internado y será sometido a diversos estudios.

Por la urgencia médica se supo que Martín abandonó Río Cuarto, epicentro de la denuncia en su contra, y se instaló en la ciudad de Córdoba, de donde es oriundo. Y donde estaba en libertad y no como prófugo, ya que aún no hay ninguna imputación ni orden de captura en su contra. Si evoluciona prontamente podrá irse sin mayores problemas hacia donde quiera.

Esta semana tomó estado público que sobre Martín pesa una denuncia penal por hacerse pasar por médico del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) Central, en los lugares donde hubo brotes de coronavirus en la provincia.

La denuncia es por presunto ejercicio ilegal de la medicina, luego de que el Consejo de Médicos detectara que utilizaba una matrícula de otra persona. El engaño fue advertido por la Municipalidad de Río Cuarto el 21 de diciembre y comunicado al ministerio de Salud de la Provincia, que el 23 ratificó la denuncia penal. Se además que este joven, de unos 22 años, sería un estafador serial.

Jamás estudió Medicina, por lo que el llama la atención como fallaron los controles internos para que durante meses fuera una de las mano derecha del llamado “cazador de virus” Diego Almada, clave en el COE.