Delia Gerónimo Prolijo desapareció el 18 de septiembre de 2018, en La Paz, al sur de Traslasierra, cuando tenía 14 años. Hoy, la versión que resuena en la zona, es que la adolescente fue abusada y luego, asesinada. Sin embargo, nunca apareció el cuerpo.

//Mirá también: Allanamientos a dos años de la desaparición de Delia

El pasado sábado, se llevó a cabo una nueva marcha que reclama por su aparición. Pero, todo indicaría que la niña no aparecerá. “De acuerdo a elementos que hay en la causa, podemos decir que Delia fue secuestrada y abusada por varias personas, luego la mataron y ocultaron su cuerpo en un lugar que hay que determinar”, dijo a La Voz el abogado Germán Romero Marcón, el nuevo representante de los padres de la adolescente.

El letrado presentó, además, una demanda civil al Ipem 137 de La Paz. Y afirmó que no debe repetirse la salida imprevista, sin autorización, de los alumnos de las escuelas. Ya que Delia salió más temprano del colegio, ese día, a raíz de unas fiestas escolares.

El dolor de los padres

Hasta ahora esperábamos encontrar a Delia con vida, pero también queremos saber la verdad, porque este dolor que tenemos lleva años, y está como el primer día”, dice Mario Gerónimo, el padre de Delia. Y agregó: “Estamos muy tristes todos los días, creemos que si algún vecino nos hizo esta maldad, no la hizo solo, Dios quiera que pronto sepamos la verdad”.

La fiscal del caso, Lucrecia Zambrana, de los tribunales de Villa Dolores, volvió a afirmar que la investigación no ha tenido pausa, aunque mantiene un marcado silencio sobre los pormenores de la causa.

El caso

Delia desapareció alrededor de las 16.30 poco antes de llegar a su casa, situada en el paraje La Guarida, a seis kilómetros de la escuela, de la que había salido antes por las fiestas estudiantiles.

Dos jóvenes se destacaron entre los vecinos que ayudaron en la búsqueda inicial: Pascual Vieyra y Mauro Martínez. Martínez (27) fue denunciado el 23 de diciembre de aquel año por su esposa, quien afirmó que estaba vinculado a la desaparición de Delia. Al otro día apareció colgado de un árbol cercano a su casa. Sus padres afirmaron que el cuerpo estaba golpeado. La fiscalía lo negó.

//Mirá también: ¿A Delia se la llevó un vecino de La Paz? Expectativa en Traslasierra por nuevo testimonio

Sospechas

Hoy, el abogado de la familia cree que pudo haber una instigación al suicidio de Martínez. Habla también de una carta de despedida, que podría haber sido preparada por terceros. Romero Marcón también pidió que la muerte de Vieyra, amigo de Martínez, sea investigada en relación con la causa.

En este sentido, el abogado aseguró tener fundamentos para afirmar que Delia fue secuestrada y abusada por varios hombres en una casa abandonada en el paraje de Corralito Abajo. Afirmó que una red de silencio protege a los causantes y que hay procedimientos que deben repetirse o realizarse.

//Mirá también: Hallan muerto al hombre vinculado con la desaparición de Delia Polijo en Traslasierra

Según la Justicia, la vivienda mencionada, que sí se usaba para fiestas privadas, fue examinada exhaustivamente, sin que se encontraran indicios de los supuestos hechos.