En una ráfaga de cinco minutos a Talleres se le vino abajo el castillo que había construido en su debut por Copa Sudamericana en el Kempes, ante el Emelec. Los ecuatorianos lo dieron vuelta para ganar 2-1, con goles uruguayos.

//Mirá también: Talleres perdió con Emelec en su debut por la Copa Sudamericana

“El gol del empate los golpeó, no se lo veían venir. Nos mostró el camino y tuvimos el mérito de ir a buscar el triunfo porque este equipo tiene hambre. Nos recuperamos de la última parte del primer tiempo en la que sufrimos un poco. Estábamos convencidos que los podíamos dar vuelta con nuestras armas”, declaró en conferencia de prensa Facundo Barceló, delantero del Emelec.

//Mirá también: Belgrano recibió al Emelec, rival de Talleres, en el predio de Villa Esquiú

El empate al que aludió fue por la mano de Federico Navarro en el área, y que tradujo en gol el también uruguayo Rodríguez, figura del equipo visitante.

“Son tres puntos muy importantes ante un rival muy intenso, que sabe muy a lo que juega. Pude convertir y fue una parte redonda”. Ahora nos tenemos que hacer fuertes como locales ante Bragantinho, que también juega muy bien”, completó Barceló.