Un alto directivo de la Conmebol murió por coronavirus en Córdoba, donde había venido para trabajar en la final de la Copa Sudamericana, entre Lanús y Defensa y Justicia, que se disputó en el Estadio Kempes, el 23 de enero.

Se trata de Roberto Cicivizzo Júnior, quien era vicepresidente de seguridad y prevención de violencia de la Federación de Fútbol de San Pablo, Brasil, quien fue internado en Córdoba tras mostrar graves síntomas de covid 19, a horas de haber finalizado el partido.

El dirigente brasileño es velado en la casa funeraria de Juan Caruso del centro cordobés, será cremado este martes y sus restos serán trasladados a San Pablo, informó Suquia.

A través de un comunicado oficial, Conmebol anuncia tres días de duelo en memoria de Cicivizzo Junior y un minuto de silencio en cada partido de la primera fase de la Copa Libertadores.

“Un hombre de destacada trayectoria, que demostró compromiso, responsabilidad y un gran espíritu de trabajo para el desarrollo del fútbol sudamericano”, destacó la casa madre del fútbol sobre este directivo que se desempeñaba como oficial de seguridad en los partidos.