Un serio problema tiene a maltraer a los vecinos de Villa Cabrera que denuncian que la Municipalidad de Córdoba vierte líquidos cloacales en el río Suquía, con un canal a cielo abierto que realizaron mientras duran obras que hacen en el sector.

El río de estas aguas ha provocado el reclamo desde hace dos meses, tras una rotura del pavimento en la calle Virgen de la Merced, frente al Córdoba Shopping, el 11 de enero, indicaron vecinos al diario La Voz del Interior.

Para solucionar esa rotura, las cuadrillas municipales desviaron los fluidos de un caño de la red troncal de cloacas al sistema de desagües pluviales que recorre a cielo abierto varias cuadras del barrio hasta desembocar, sin ningún tipo de tratamiento en el río Suquía.

Además, gente de la zona reclama que en el barrio también hay otros desbordes cloacales que generan lagunas permanentes de aguas servidas y que cuando llueve, ingresan al interior de las viviendas.

En un comunicado, el Centro Vecinal de Cabrera reclama que “no se han tomado las medidas de contención y mitigación suficientes para evitar el desborde permanente de bocas de registro y el vertido de efluentes cloacales en superficie”, sostienen a la vez que dicen que la calle Ciudad de Tampa “es un río de efluentes cloacales desde el día 11 de enero de 2021”.

“Debemos convivir permanentemente con lagunas de líquido cloacal frente a nuestras casas en plena pandemia y en época de dengue. Es imposible cruzar las calles, y los vehículos y el transporte urbano ‘bañan’ literalmente a los transeúntes que circulan por las aceras”, remarcan.

Respecto al impacto ambiental, Adriana Moyano, bióloga de la Asociación Amigos de la Reserva Natural Urbana San Martín ha comentado “la mayor parte del recorrido urbano del río se está contaminando seriamente, ¿Cuánto tiempo va a llevar revertir esa situación?”, se preguntó y agregó que “tirar el líquido cloacal sin tratar a un río que atraviesa la ciudad puede afectar seriamente a la salud pública y ambiental”.