Un episodio más de inseguridad en Córdoba no terminó en tragedia sólo porque la mano del destino ayudó al chofer de un colectivo que iba a Río Cuarto y fue asaltado por cinco hombres armados, que se tirotearon con la Policía, cuando esta acudía al lugar de los hechos, sobre la Ruta 36.

//Mirá también: Córdoba insegura: en robo, balean a un chofer de colectivo

El violento suceso se vivió en la siesta del lunes, a bordo de un micro de la empresa LEP, que fue interceptado por los delincuentes en la salida de la ciudad de Córdoba, y una vez en el interior del vehículo uno de ellos apuntó a la cabeza del chofer, accionó luego el gatillo pero el arma no se disparó, de acuerdo al relato del propio conductor.

Por un desperfecto, el ómnibus tuvo que detenerse antes de ingresar a la autovía que une a la Docta con la ciudad de Río Cuarto y esa fue la ocasión que aprovecharon los ladrones, para atacar salvajemente al chofer y los pasajeros: “sin que mediara ninguna conversación, le gatillaron dos veces al chofer, pero por fortuna no salieron los disparos. Fue una cuestión de suerte, nada más”, contó uno de ellos a diario Puntal

//Mirá también: Córdoba violenta: falleció el adolescente baleado en la cabeza

Tras apoderarse de la recaudación, los malvivientes se robaron pertenencias de los pasajeros y las encomiendas que llevaba el micro en la bodega, para luego enfrentarse a tiros con los policías, en su escape del lugar.

“Aparecieron 8 ladrones todos armados y menores de edad con sus padres, entraron al colectivo y le gatillaron al chofer. No salió la bala gracias a Dios. Mientras nos robaban llegó la Policía y se armó la balacera con los que estaban afuera escapando. Segundos de pánico total”, escribió uno de los pasajeros del colectivo LEP en su Facebook.