Talleres vuelve a jugar con público este lunes en el Kempes, y hay fiesta Albiazul, con 30 mil socios autorizados a ingresar y por primera vez desde el inicio de la pandemia. Será ante Atlético Tucumán desde las 21.15, en el intento de la T para ponerse a un punto del líder River en Liga Profesional. Televisado por la TV Pública.

//Mirá también: Talleres enfrenta a Atlético Tucumán en el Kempes, con su gente y buscando seguir a River

Bloque HTML de muestra

Desde las 18 en que abrieron los portones, después de un año y medio, el público Albiazul se hizo notar con un ingreso continuo, para acompañar al equipo del Cacique Alexander Medina por el gran papel que viene realizando en los dos frentes: la Liga y la Copa Argentina. “Talleres, mi buen amigo, esta campaña volveremos a estar contigo”, bramaron desde los cuatro costados en el inicio del cotejo.

Volvieron los hinchas. Y el Kempes late con la T (Foto: Javier Ferreyra)

//Mirá también: Andrés Fassi: “Ya vendrá pronto el momento en el que Talleres estará llenando el Kempes”

Las Matadoras también dijeron presente. Todos y todas con Talleres (Foto: Javier Ferreyra).

El aforo no alanza para contener la gran cantidad de socios que sumó Talleres en los últimas semanas. Sólo podían ingresar los que se asociaron hasta setiembre y con la cuota al día: 28.500 en total. Desde el club hicieron hincapié en que no haya desborde, como ocurrió en otros estadios, para evitar sanciones. Y para solicitar una capacidad del 80 por ciento en la visita de River, dentro de un par de fechas.

Mucha expectativa y alegría de los hinchas del Matador en el reencuentro con el equipo, después de mucho tiempo. (Foto: Javier Ferreyra)

Ya en las tribunas, el público se reencontró con un campo de juego que no veía en directo desde hacía más de 500 días. Y las primeras ovaciones se hicieron escuchar cuando los jugadores saltaron al campo de juego de juego para el los movimientos precompetitivos. Y a la hora de jugar, Guido Herrera y Carlos Auzqui se llevaron los aplausos más sonoros. Y el Cacique, la ovación de la noche.