Ángel “Pato” Cabrera reconoció los hechos de violencia de género y fue condenado a dos años de cárcel

Juicio a Angel "pato" Cabrera. Foto Ramiro Pereyra
Juicio a Angel "pato" Cabrera. Foto Ramiro Pereyra

El exgolfista pidió disculpas a sus exparejas. Las partes acordaron morigerar la condena.

Ángel “Pato” Cabrera reconoció los hechos de violencia de género denunciados por sus exparejas y pidió disculpas a ambas mujeres. Como consecuencia, la Justicia lo condenó a dos años y cuatro meses de prisión efectivos.

La audiencia de este lunes en la Cámara 8ª del Crimen, presidida por el vocal unipersonal Juan Manuel Ugarte, sirvió para celebrar un juicio abreviado al acordar las partes un reconocimiento de los hechos por parte del acusado y una reducción de la pena que finalmente avaló el juez.

Juicio a Angel "pato" Cabrera. Foto Ramiro Pereyra
Juicio a Angel "pato" Cabrera. Foto Ramiro Pereyra

Esto debe agregarse a los dos años de prisión que actualmente está cumpliendo en el penal de Bouwer, de dos años de prisión efectiva, que finalizan el 14 de enero próximo.

Una reducción de la pena para Cabrera

El fiscal de Cámara Hugo Almirón había acordado con los defensores Carlos Hairabedian y Sebastián Becerra una pena reducida de dos años y medio de prisión, pero luego se produjo una rebaja.

La audiencia tuvo un tono “diferente” al del primer juicio con un Cabrera que mostró un tono distinto en sus palabras, y se disculpó con las denunciantes: Cecilia Torres Mana y Micaela Escudero.

Juicio a Angel "pato" Cabrera. Foto Ramiro Pereyra
Juicio a Angel "pato" Cabrera. Foto Ramiro Pereyra

Los propios abogados querellantes, Carlos Nayi y Federico Pizzicari Bordoy, respectivamente, dieron pie para morigerar aún más la condena, que terminó por reducirse dos meses respecto del acuerdo inicial.

El juez Ugarte se tomó un tiempo para deliberar y al mediodía, tras imponer la sentencia, se dirigió al acusado y le recomendó que aproveche la oportunidad que le dieron todas las partes para hacer terapia en el penal con vistas a mejorar su trato y consideración para con las mujeres.