Capitán y referente de Talleres. Y más allá de los altibajos, uno de los que siempre ponen la cara. Guido Herrera habló de todo en conferencia de prensa y con alto sentido autocrítico por lo que fue la campaña en el torneo local, como así también ilusionado por una histórica clasificación a octavos de final de Copa Libertadores.

“Tenemos por delante dos partidos importantísimos, que serán muy significativos para la historia de Talleres. En Perú tendremos que ser pacientes y ordenados, para que el rival, que es de jerarquía, no nos genere situaciones y aprovechar las que tengamos. Sabemos que podemos hacer un gran partido”, anticipó el arquero Albiazul.

“Dependemos de nosotros mismos para dar ese pasito histórico que tanto desea el club y nosotros. En los partidos importantes, en la Liga o en la Libertadores, el equipo se mostró y trabajamos para que el martes pase lo mismo. Hoy nos sentimos con mucha confianza y vamos de la mejor manera a Perú”, aseguró.

De arco a arco

  • “Sporting Cristal es un equipo que juega muy bien y no creo que cambie respecto del partido que le ganamos en Córdoba, en el que por momentos nos manejó la pelota, en un partido que fue parejo y en el que hicimos la diferencia en el segundo tiempo.. Son partidos de Copa, no podemos regalar nada”.
  • “Clasificar a los cuartos del torneo de la Copa de la Liga era un objetivo que teníamos. Nos dolió muchísimo haber hecho tan mal torneo, porque en la Libertadores nos está yendo bien. Estamos en un club demasiado grande como para hacer el torneo que hicimos”.
  • “Tenemos la obligación de que Talleres vuelva a ser internacional el año que viene. Depende de nosotros, hay que cambiar la cara”.
  • “Soy muy autocrítico. Tuve partidos malos, otros más buenos y en otros pude ayudar al equipo con buenas atajadas. A veces me equivoco y soy el primero en reprochármelo, pero siempre me entrego al máximo por este club”.
  • “Hace casi siete años que estoy en Talleres, le tomé mucho cariño al club, siento que es mi casa. Cada vez que termina un torneo nos juntamos con Andrés Fassi y mi representante, pero nos estamos jugando algo histórico y solo pienso en eso”.
  • “Somos un grupo muy unido. No somos ajenos a la situación de Nacho Méndez o de Christian Oliva. Son situaciones personales que deberán resolver con Andrés. No le decimos a ninguno pedí esto o arreglá aquello”.
  • “Cuando Pedro (Caixinha) llegó nos dio tranquilidad. Sabíamos de su jerarquía y fuimos adaptándonos a su forma de entrenar. Tiene mucha personalidad y nos ha enseñado muchas cosas en un semestre donde recibimos muchos golpes”.