Estación Juárez Celman disfrutó este sábado de su función de estreno en la pandemia.


Este sábado se levantó el telón en Estación Juárez Celman para el primer autocine cordobés en funcionar durante la pandemia de coronavirus, y con la normas de seguridad dispuestas por el COE.

Después de más de tres décadas, los cordobeses pudieron disfrutar de películas en esta modalidad, con muchos memoriosos recordando al viejo autociene de barrio Don Bosco.

En la zona conocida como El Bosquecito, los vecinos de esta localidad del Gran Córdoba pudieron ver doble función: Metegol, una animada para los más chicos. Y para los más grandes, Desertor. 

Por las limitaciones que impone el protocolo del COE, accedieron los ocupantes de sólo 120 automóviles para esta función de estreno.

“A diferencia de los sistemas que tenían los autocines de antes, ahora se disfruta la calidad de imagen que ofrece una pantalla gigante led y un sonido que llega con alta fidelidad a cada vehículo por frecuencia de FM”, resaltó Federico Menis, el secretario de Cultura de la Municipalidad de Estación Juárez Celman.




Comentarios