En el contexto de la caravana auto convocada para protestar contra las nuevas restricciones, un grupo de personas prendió fuego en la vereda de ingreso al edificio municipal de la ciudad de Chajarí. El intendente, Pedro Galimberti, repudió el hecho y expresó “Con violencia No!!”.

A través de sus redes sociales, Galimberti hizo un descargo donde señaló: “Este Intendente, probablemente más que ningún otro en Entre Ríos, se puso al frente de los reclamos por la apertura de las actividades económicas, sociales, educativas y productivas durante este largo periodo de emergencia sanitaria por el Covid-19″.

“Prueba de nuestra voluntad es la decisión de postergar vencimientos de tasas comerciales de abril que operaban este 26 de mayo, como así también la excepción del pago de tasas municipales de mayo a quienes estén afectados por las medidas”, argumentó el intendente.

Finalmente, Galimberti fue determinante al afirmar que “no debería ser el gobierno local la sede de los reclamos sino la de aquellos que efectivamente toman las decisiones en el orden nacional y provincial y que nos caben como a todos los demás territorios. En cualquier caso la violencia nada suma a la resolución de los problemas”.