El escenario epidemiológico en Chajarí se complicó con la segunda ola de contagios de Covid-19. Este martes la ciudad presenta 311 casos activos y el Hospital San Rosa “está colapsado”, según indicaron desde el COES local tras una reunión mantenida esta mañana.

La realidad es que estamos en una situación peor a la del año pasado. Hay que advertirle a la gente que estamos en una situación crítica, el hospital está saturado, no hay camas para internar y no hay muchas posibilidades de derivación a otras localidades porque los hospitales de mayor complejidad están absolutamente saturados”, manifestó en declaraciones a Radio Chajarí el Doctor Miguel Grunbaum.

Ante este escenario, el profesional advirtió: “Vamos a tener muertos esperando una cama en una guardia o en una ambulancia. Tenemos pacientes internados en la guardia y no tenemos donde derivarlos”.

Por su parte, la Doctora Celeste Farneda, Directora del Centro de Salud de la localidad de Santa Ana afirmó que hay personas que consultan cuando la enfermedad ya avanzó, “saturando de esta manera el sistema de salud”. La médica precisó además que “hay pacientes jóvenes sin patologías que presentan neumonía grave”.

La importancia de la vacunación

Ambos profesionales coincidieron en que “La luz al final del túnel son las vacunas” y lamentaron que la vacunación sea voluntaria ya que de esta manera una parte de la población quedará sin vacunar. Grunbaum aseguró que cualquiera de las vacunas que se están aplicando son seguras y efectivas.