La escuela N°4 "Manuel José de Lavardén" fue víctima de un lamentable episodio. Una persona se hizo pasar por personal de la Dirección de Arquitectura y manifestó a las autoridades escolares que iba a ingresar a revisar los tanques ya que desde la Dirección Departamental de Escuelas se está controlando el tema del agua en todas las instituciones educativas de Concordia.

Con esta historia ficticia, la persona logró ingresar a la escuela y tras retirarse las autoridades notaron que estaban sin servicio de agua. Al ir a observar las bombas para buscar el desperfecto, se dieron cuenta de que las mismas ya no estaban, por lo cual se vieron obligados a suspender las actividades escolares.

Según informó El Sol, fueron varias las escuelas engañadas bajo la misma modalidad. En relación al hecho, la escuela Lavardén emitió el siguiente comunicado:

"Estimados: Desde la Dirección Departamental de Escuelas solicitan verifiquen, si asiste alguna persona en nombre de la Departamental o Arquitectura, si es personal de la misma para que ingrese al establecimiento. Dado que ha ocurrido un hecho donde una persona fue en nombre de Arquitectura a verificar una bomba de agua, la misma pasó y vio la bomba, en horas de la noche esa bomba fue sustraída. Al día siguiente cuando se comunican con Arquitectura indican que nadie fue a hacer tal verificación y que desconocen quién fue. Por ello se solicita estar atento al engaño de personas ajenas a estas reparticiones".