El objetivo es poder realizar testeos rápidos para saber si las personas que aún están en aislamiento estuvieron expuestas al virus.


Catamarca ha solicitado a Nación que la provincia sea tenida cuenta para la realización de testeos rápidos para saber si las personas que aún están en aislamiento estuvieron expuestas al virus. “Entendemos que en estos momentos la prioridad son otras provincias por su situación epidemiológica, pero no perdemos la esperanza que nuestro pedido se concrete, por lo pronto decidimos reforzar el laboratorio de biología molecular”, afirmó la Directora de Enfermedades No Transmisibles, Dra. Silvia Bustos.

“Nos preocupaba mucho el incremento de casos de dengue y algunos eventos masivos en los cuales nuestra provincia sería protagonista. A partir de allí esta pandemia nos llevó a estar en permanente contacto con nuestros referentes nacionales, y dado que hay mucha información que es nueva y va cambiando con el correr del tiempo, en ocasiones tuvimos que asumir la tarea de reorganizar y optimizar la modalidad de vigilar establecida”, expresó.

La profesional sostuvo que “estos test serológicos nos ayudarían a saber si alguna de estas personas estuvieron expuestas al virus. Entendemos que en estos momentos la prioridad son otras provincias por su situación epidemiológica, pero no perdemos la esperanza que nuestro pedido se concrete, por lo pronto decidimos reforzar el laboratorio de biología molecular”.

La Dra. Bustos aclaró que el nombre de test rápido genera una falsa creencia sobre la finalidad de los mismos. “Por el momento, la única prueba autorizada para diagnosticar Covid-19 son las que estamos realizando mediante la técnica de PCR que detecta la presencia del virus en las personas al detectar su material genético. Si da positivo, significa que la persona está infectada”.

En cambio, explicó, un test serológico no detecta el virus, sino los anticuerpos que el organismo generó para defenderse del virus y agregó que existen dos tipos de serología: Inmunoglobulina M (IgM) e Inmunoglobulina G (IgG). “La IgM es la primera que se activa para frenar al virus (se detecta a partir de 9 a 12 días de los primeros síntomas), por lo que su presencia indica que esa persona recién está cursando la infección. La IgG se activa al final (son detectables a partir de los 14 a 21 días de los primeros síntomas) y es la que permanece más tiempo en el organismo luego de que el paciente se curó”.

La e epidemióloga puntualizó que los test serológicos rápidos sirven para hacer estudios epidemiológicos que indican qué tan expuesta estuvo la población al virus, porque ayudan también a detectar los casos que se pueden haberse escapado al sistema de vigilancia, por ejemplo, por ser asintomáticos, y que no llegaron al sistema de salud.

“Otro punto a tener en cuenta en relación a los test rápidos es su confianza, deben ser específicos y sensibles: La especificidad es la que evitará que se produzcan falsos positivos y la sensibilidad es la que evitará que se produzcan falsos negativos”, indicó.

Finalmente, la Dra. Silvia Bustos afirmó que un Falso Positivo, es decir, personas que no estuvieron en contacto con el virus pero el test nos dice que sí, sería realmente un problema, se convierte en un aval para que esa persona no cumpla con las indicaciones de cuarentena. “Por eso es bueno aclarar que la presencia de los anticuerpos que detectan estos test no significa que el paciente ya sea inmune al Sars-Cov-2, para saberlo necesitamos de estudios de investigación de los cuales tendremos resultados más adelante en el tiempo”, concluyó.




Comentarios