Un bar que pretendía dar inicio a su actividad en la localidad serrana de La Cumbre, terminó clausurado por exceso de personas y por no respetar los protocolos vigentes en el marco de este actual contexto de pandemia de Covid-19. Pero no todo es eso, sino que el propietario de este flamante sitio resultó ser el hijo del actual titular de PAMI Córdoba, quien también es intendente en uso de licencia, Rubén Ovelar.

Lo que pretendía ser la inauguración de un bar-pub llamado "El Galpón", terminó con decenas de jóvenes agolpados en el lugar y siendo protagonistas de una fiesta con cero medidas sanitarias y con un alto riesgo de contagios.

El hecho ocurrió durante la noche del último viernes y fueron los vecinos del sector quienes alertaron a los inspectores municipales, quienes se acercaron y clausuraron el local. Una situación que ya se estaría siendo investigada de oficio por la fiscal Paula Kelm.

Según expresó Rubén Ovelar a Arriba Córdoba por ElDoce,tv, el bar pertenece a uno de sus hijos, y hasta admitió que estuvo presente: "Me pidieron que pasara y pasé, había más gente que la capacidad", reconoció.

"La Municipalidad labró las actas correspondientes y clausuró el local. Estaban en una contravención. Desbordó la cantidad de gente y no tuvieron precaución de no permitir el ingreso", agregó.

En cuanto a las explicaciones que le pidió a su hijo, contó que le dijo "se me fue de las manos". Asimismo, el titular del PAMI Córdoba e intendente de La Cumbre en uso de licencia, manifestó estar "molesto y enojado" y añadió: "Los padres tenemos que hacernos cargo de la responsabilidad que nos toca".

Foto de portada: ElDoce.tv.