Brenda es la madre de la niña de 6 años gravemente herida y del niño de 10, asesinado por su propio padre en un violento y cruel ataque ocurrido este miércoles por la tarde en una vivienda ubicada en barrio La Toma en Capilla del Monte, mientras los niños visitaban a su progenitor.

En las últimas horas, Brenda brindó un crudo testimonio explicando los momentos previos "al horror" -así como fue calificado este reciente hecho que conmociona a todo el Valle de Punilla-.

"Él insistía en volver conmigo, hace casi 11 años que estaba con él. Después yo decidí quedarme en Chilecito (La Rioja) y hacer mi vida allá. Él me pedía que trajera a los chicos porque los quería ver, el papá de él también, que siempre fue muy bueno con mis hijos como abuelo. Nunca les hicieron faltar nada a mis hijos, tuvieron presentes en todo", inició su relato Brenda, en comunicación con Cadena 3.

El violento y fatal ataque sucedió este miércoles por la tarde en una vivienda del barrio La Toma en Capilla del Monte.

Y siguió: "Decidí traerlos para que él los vea, porque mis hijos también me pedían, el varón llegaba al punto de que lloraba, él no comía, me decía 'mami, yo quiero verlo a mi papá'​. Él en ocasiones me supo decir, si vos no estás conmigo, me voy a matar porque para qué voy a seguir (...) Y yo decidí traer a mis hijos para que él los viera y pudiera salir adelante. Él insistía todos los días que volviéramos y yo le decía que no porque le hacíamos daño a mis hijos", agregó.

La mujer señaló que ambos pequeños "estaban contentos" de viajar hacia Capilla del Monte para visitar a su padre durante unos días.

La mujer cuenta que en ningún momento notó en su expareja ni en sus hijos, ningún tipo de indicio que le anticipara o le advirtiera sobre algún tipo de conducta violenta o destrato en contra de los niños.

La niña evoluciona favorablemente en el Hospital Pediátrico de la ciudad de Córdoba (Foto: Cadena 3).

"Ayer (martes) él me dijo 'Brenda dame otra oportunidad' y yo le dije que no porque primero teníamos que arreglarlo con terapia (...) Hoy (miércoles 28 de octubre) él se acercó al camión donde hace el reparto y me dijo que quería hablar conmigo, le dije que sí pero que habláramos en la casa de mi mamá donde yo me sentía más tranquila y sin miedo que él me fuera hacer algo", continuó la mujer

"Tenía miedo que me hiciera algo a mí, no a mis hijos. Y el me llamaba y mis nenes me mandaban un audio que me decían 'mami atendelo a papá que quiere hablar con vos'. Y le dije que por qué metía a los hijos si no tienen nada que ver (...) Y me llegó una foto de él donde estaba todo cortado y automáticamente llamo al papá de él pidiéndole que se fije en él que no se fuera a hacer daño por miedo que se estuviera desangrando", completó Brenda, al parecer, la imagen correspondería al momento previo en que ya había atacado brutalmente a sus dos hijos.

Foto de portada: Cadena 3.