La ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, se refirió este miércoles a la intimación enviada por el Gobierno nacional que le solicita a los colegios privados que garanticen las clases virtuales, en línea con el DNU publicado la semana pasada en el que se dispone la suspensión de las clases presenciales hasta el 30 de abril por el crecimiento de contagios.

//Mirá también: Ciudad no acata el fallo de la Justicia federal y hay clases en las escuelas porteñas

“Nación con esta carta hace un llamado de atención pero no tiene jurisdicción para indicar, ordenar ni apercibir en el caso de que no sigan lo que ellos exponen”, dijo la funcionaria en declaraciones a Radio Con Vos.

El equipo de Horacio Rodríguez Larreta durante una conferencia de prensa (Foto: Clarín)

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, había presentado el fin de semana un amparo al DNU publicado en el Boletín Oficial en el que el presidente, Alberto Fernández, solicitaba la suspensión de las clases presenciales por dos semanas, entre otras medidas. Como la Corte Suprema aún no dictó una sentencia, desde el lunes los colegios están abiertos, al mismo tiempo que algunos gremios docentes tomaron medidas de fuerza.

“Seguimos sosteniendo la misma postura, que hay un fallo de Cámara local que reconoce la competencia del gobierno de la Ciudad para administrar la política educativa, y el jefe de Gobierno decidió que las clases sigan presenciales y los colegios lo acompañan y comparten”, manifestó Acuña.

//Mirá también: Clases presenciales: el Gobierno le pide a los colegios privados porteños que cumplan con el decreto

De esta forma rechazó entonces la intimación enviada hoy por los ministerios de Educación y de Justicia y Derechos Humanos a las cámaras que agrupan a los colegios de gestión privada, en la que solicitan que “se garantice la continuidad de la educación no presencial” por el “crecimiento de la curva de contagios” de coronavirus, que se acentuó “de forma preocupante” y con el objetivo de “resguardar la salud de la comunidad educativa”.