Sin arriesgar una definición, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, aseguró que la escuela será lo primero en abrir cuando estén dadas las condiciones epidemiológicas, y anunció que la Ciudad espera los números de este viernes para tomar una decisión definitiva.

//Mirá también: Clases presenciales: la Ciudad define si abre las escuelas desde el lunes

Quirós también dejó abierta la puerta a la posibilidad de adelantar las vacaciones de invierno, que estaría sujeta al avance del plan de vacunación.

“Es muy importante evaluar hasta el jueves la situación epidemiológica, esta semana es muy atípica porque tuvimos dos feriados y vamos a tomar la precaución de tomar miércoles, jueves y viernes, vamos a esperar los datos del día de hoy. Si estamos en condiciones, la escuela es lo primero que se abre, pero todavía no tenemos los datos del día de hoy”, dijo este viernes el ministro.

Sobre la posibilidad de adelantar el receso invernal, dijo: “Si hubiera alguna alternativa para poder completar la campaña de vacunación en la Ciudad y logrando que los niños pudieran tener un período sin tanta exposición al frío, desde el punto de vista sanitario valdría la pena intentarlo y podríamos tener más adelante una alternativa más cuidada para los niños en estas condiciones”.

//Mirá también: Coronavirus: el Gobierno asegura que el domingo se terminan las restricciones duras

Pero aclaró: “Estos periodos de educación con estas temperaturas que hay y la ventilación natural que tenemos que garantizar, son periodos difíciles para los niños porque hace mucho frío. Desde las condiciones climáticas sería evaluable pero desde lo educativo me excede”.

En referencia a la tirantez con el Gobierno Nacional sobre la presencialidad en las escuelas, Quirós reiteró que “todo el tiempo estamos discutiendo sobre la presencialidad escolar cuando los contagios ocurren en encuentros familiares, laborales y entre amigos”. Y pidió enfocarse en disminuir esos eventos sociales.

Coronavirus en la Ciudad

Quirós informó también que esta semana hubo “un descenso mínimo” de los casos de coronavirus en la ciudad de Buenos Aires, pero consideró que “no alcanza” para frenar la curva de contagios.

“En los últimos días bajamos de 2.600 casos promedio (de la semana pasada) a 2.400; es un descenso mínimo y no alcanza para nada para lo que tenemos que hacer porque necesitamos un descenso pronunciado”, aseguró Quirós durante su habitual conferencia de prensa.

Con respecto a la campaña de vacunación, señaló que ya se inoculó con al menos una dosis al 26,57% de los porteños y al 65,37% de las personas en los grupos de riesgo, que reúnen 1,2 millones de personas.

“El Gobierno nacional nos envió una cantidad importante de vacunas, lo que nos va a llevar a una vacunación acelerada la semana próxima en un tiempo muy corto”, indicó el titular de la cartera sanitaria porteña.

Con información de Télam.