Es el tercer caso de Covid-19 en hogares de ancianos de la Ciudad de Buenos Aires.


Unos 35 adultos mayores del hogar Beit Sión, en el barrio de Flores, fueron derivados a distintos centros de salud luego de haber dado positivo en el test de coronavirus, aunque la mayoría ellos no presentaban síntomas de la enfermedad y seguían “estables”, informaron los responsables de la institución.

También dieron positivo a Covid-19 cuatro empleados del hogar. 

Geriátrico Beit Sion, de Flores (Web)

“Pagamos los 170 test a los 80 adultos mayores y 90 empleados” gracias a una recaudación de fondos de “casi 2 millones y medio de pesos” que permitió realizar las pruebas, dijo a Télam Mauricio Baredes, presidente de la comisión directiva del hogar ubicado en Concardo 458.

Por su parte, Ricardo Barmat, director médico del hogar, agregó que “de los 35 internados, el 35% son asintomáticos“.

Con los hisopados descubrimos a los asintomáticos y esto cambia la norma para los geriátricos de tener que internar a los residentes con 37,5 de fiebre y síntomas respiratorios, porque el asintomático esparce el virus y continúa contagiando”, advirtió.

Barmat aseguró a Télam que si no hubieran actuado de manera precoz “medio geriátrico estaría muerto” y agregó “que los datos crudos” los recibirán dentro de 15 días.

Un fallecido

El siete de abril un hombre residente del hogar murió de coronavirus tras estar hospitalizado desde el 16 de marzo, cuatro días antes de que el Gobierno nacional dispusiera el aislamiento social obligatorio.

A raíz de este caso, Baredes explicó que “se nos disparó la alarma para realizar el protocolo” y que se comunicaron con el gobierno porteño para que se les hiciera los hisopados a todos los residentes y empleados del hogar, pero “dijeron que tenían que tener fiebre” para que se les realizara la prueba.

Baredes destacó que desde su institución “aplicaron todo un protocolo que provocó no tener a la gente con fiebre en el hogar” que permitió que los 35 adultos mayores fueran internados cada uno “con su obra social” y que solo cuatro de ellos presentaban síntomas. 

Baredes agregó que los adultos mayores internados se encuentran “estables” y “ninguno con respirador”.

Mientras, los cuatro empleados que dieron positivo están internados y un quinto caso se encuentra próximo a recibir el alta médica.

Con respecto al personal del hogar, indicó que de los 90 que trabajan en la institución sólo esos cinco presentaron síntomas de Covid-19.

“Esto permitió a los médicos trabajar antes con los retrovirales”, dijo Baredes y expresó que “no sabemos cómo se contagiaron ya que es muy difícil determinar el caso 0”.

 Los geriátricos en la mira

El de Beit Sion es el tercer caso que se conoce de contagios masivos en geriátricos de Capital Federal. Los otros episodios se produjeron en la residencia Apart Incas, del barrio de Belgrano, donde se detectaron 19 adultos mayores con coronavirus que tuvieron que ser evacuados, y en San Lucas, de Parque Avellaneda, donde hubo al menos ocho contagios y una muerte.

Geriátrico de Belgrano con 19 contagios. (Fotos: Clarín)

“Esto va a ocurrir en los geriátricos, le va a ocurrir a los equipos de salud y va a ocurrir en todos los barrios de la Ciudad porque así es la evolución de la pandemia; nosotros no podemos evitar que el virus llegue a algún lado, por eso tenemos que trabajar para mitigar la velocidad con la que eso ocurre“, dijo al respecto el ministro de Salud porteño Fernán Quirós.

“Los geriátricos, así como los hospitales, son áreas de máximo riesgo porque el personal se mueve de una organización a otra y puede transportar el virus”, añadió. “A pesar de las medidas de prevención, sabemos que va a aparecer gente que se enferme y lo que necesitamos es hacer rápidamente los diagnósticos y distanciar a la persona contagiada llevándola a un hospital o adonde corresponda; y al resto de las personas en el lugar aislarlas bajo normas de bioseguridad máxima”.




Comentarios