Se trata de Gustavo Granucci, quien se encuentra en su casa tras la salvaje golpiza que le dio un hombre que intentó violar la cuarentena.


El guardia de seguridad Gustavo Granucci fue tendencia en redes sociales luego de que frenara a un hombre que quería salir a la calle y violar la cuarentena, lo que le valió una salvaje agresión. El hecho llegó a ojos y oídos del presidente Alberto Fernández, quien se comunicó para felicitarlo por su accionar.

El propio Granucci confirmó este lunes que el mandatario habló con él, así como también lo hizo el ministro del Interior, Wado De Pedro. Ambos le prometieron que se hará “justicia”.

“Hablé con ellos, me llamaron para repudiar el acto de violencia y me felicitaron por mi acto cívico de labor. Y me dijeron que se iba a hacer justicia”, contó en declaraciones a radio Futurock.

Y agregó; “Estoy recuperándome en casa, cumpliendo la cuarentena, con todos los dolores que tengo. Tengo un corte en la nuca, un terrible hematoma en la espalda. Este muchacho llegó el jueves de Estados Unidos. Se le advirtió de la situación, la familia ya sabía, el encargado del edificio dio una circular de cómo había que actuar”.

El hecho ocurrió este sábado por la noche en un edificio de la localidad bonaerense de Olivos. En las imágenes se puede ver cómo el agresor, identificado como Miguel Ángel Paz, comienza a increpar al guardia de seguridad.

¿Vos me estás amenazando a mí? Me dijiste que me ibas a poner una multa“, le dijo al custodio, quien le contestó: “Salí de la guardia. Vos no estás cumpliendo el protocolo de sanidad”. En ese momento, Paz comenzó a golpear al guardia salvajemente.

El agresor de 40 años quedó aprehendido con arresto domiciliario tras su aberrante actuación por “lesiones”. Paz estuvo la mayor parte de su vida profesional relacionado al deporte: fue coordinador de carreras de aventura y luego se desempeñó durante seis años como preparador físico del plantel superior y de la categoría juveniles de rugby del Club Universitario de Buenos Aires (Cuba).




Comentarios