La PSA detectó el artefacto sospechoso tras un llamado anónimo. El director consideró que dificilmente se tratara de una bomba.


El director del establecimiento educativo N° 37 de Bariloche, Juan Reiszer consideró que sería “muy difícil” que el paquete sospechoso se tratase de un artefacto explosivo. Sin embargo, la Subsecretaría de Protección Civil del municipio había confirmado que un “dispositivo explosivo” fue encontrado en el interior del colegio Ángel Gallardo ayer por la tarde.

“La PSA encontró el dispositivo explosivo. El juez federal realiza las investigaciones del caso y la escuela permanecerá cerrada hoy en el turno noche hasta que terminen las pericias”, informó la subsecretaria de Protección Civil, Patricia Díaz. Además aclaró que “todo se encuentra bajo secreto de investigación”. Aunque Reiszer indicó que al ingresar al sector del depósito de los laboratorios de Biología donde tienen acceso “pura y exclusivamente ayudantes de laboratorio, en uno de los armarios donde se guardan drogas y reactivos encontraron algo que les parecía sospechoso”, contó el director.

uan Carlos Reiszer, director de la Escuela Superior Rionegrina N° 37.

Aunque se trataba de “un tubo con una aislación y un pabilo que podía contener alguna sustancia adentro”. Parte de las drogas que secuestraron tendrían reactivos que podrían funcionar para la preparación de pólvora. “Es cierto, se puede hacer, era un dispositivo muy casero, no sé si no era algo que fue usado por los docentes para alguna clase, no lo sé hasta que no lo consultemos con las ayudantes de laboratorio”, explicó Reiszer.

La suspensión del turno mañana fue porque Camuzzi tuvo que cortar el gas y las calderas quedaron sin funcionar, con lo que era imposible tener clases. Respecto a la supuesta “bomba”, el director consideró que sería “muy difícil” que pudiera tratarse de un artefacto explosivo porque al lugar solo tienen acceso los docentes y deben pedir una llave para ingresar.

Por último, lamentó todo el movimiento protocolar que se debió realizar ante una situación así, porque estuvieron hasta casi las 2:00 de la mañana con las actas y declaraciones. Se activó ayer alrededor de las 17:00 horas cuando el colegio recibió una llamada telefónica anónima que advertía sobre la presencia de una bomba en el interior. Tras la evacuación de estudiantes, docentes y administrativos, personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria confirmó la presencia del “artefacto sospechoso”.

Por otra parte, el delegado de educación, Alberto Luce dijo que por una cuestión logística e higiene se resolvió suspender las clases del turno tarde, para los alumnos, aunque no para los docentes. Además aclaró que habrá clases por la noche. Según publicó Bariloche 2000.





Comentarios