La historia de la oficial Carolina Spiro que asistió a una mujer en tareas de parto en la mañana del jueves cuando iba a donar plasma por ser paciente recupera de COVID.


La guardia de la oficial Carolina Spiro estaba cerca de terminar. Al finalizarla Carolina, paciente recuperada de COVID, iría de donar plasma. Pero terminó transformándose en partera y heroína.

Un llamado al 911 solicitó los servicios del móvil del Comando de Patrullas a su cargo. Cerca de las 8 de la mañana del jueves se dirigió hasta calle Juana Azurduy 580.

En el lugar se encontraba en trabajo de parto Soledad Arias, de 23 años, que minutos después daría a luz a su hija Florencia. Carolina Spiro junto a sus compañeros Luis Irala y Natalia Correa asistieron a Soledad a concretar un parto exitoso.

Policías asisten en trabajo de parto

En declaraciones a La Brújula la oficial contó que al llegar a la vivienda “Soledad estaba en el baño, por eso rápidamente la llevé a la habitación y la ayudé a dar a luz”.

“Ella estaba sola con sus dos hijos y muy nerviosa. Ya había roto bolsa, traté de calmarla y la fui guiando”, agregó.

Carolina Spiro

“Con mis conocimientos básicos logré que la nena llegara bien. Se acercaron dos compañeros de la Local y con su ayuda cortamos el cordón”,

Madre e hija fueron trasladadas al Hospital Penna para los controles de rigor, al mismo lugar donde iba a ir Carolina para dar plasma como paciente recuperada de COVID, pero antes fue partera. “Florencia está hermosa y con mucha salud”, finalizó la mujer de 24 años con 2 en la policía. 



Comentarios