Este miércoles las autoridades sanitarias confirmaron un nuevo paciente recuperado de coronavirus en Bahía Blanca.

En su salida de la clínica se fue reencontrando con su familia y fue despedido con aplausos por parte del personal médico que lo atendió.

Muy agradecido y conmovido les manifestó entre lágrimas al personal de salud, "no me importaba nada, solo recuperar a mi familia y ustedes me ayudaron mucho".

Se trata de un hombre de 46 años, que era esposo de una de las enfermeras infectadas del Hospital de la Asociación Médica, y se encontraba internado en la clínica Raúl Matera de OSECAC.

El paciente había ingresado el 23 de abril y permaneció en Terapia Intensiva con asistencia ventilatoria mecánica, ya que tuvo complicaciones respiratorias.